Público
Público

El 32% de los casos de discriminación a gitanos se produce en medios y redes sociales

El Informe Anual 'Discriminación y Comunidad Gitana' de la Fundación Secretariado Gitano reclama "un procedimiento jurídico que permita la eliminación inmediata de contenidos que fomenten el rechazo social y la incitación al odio de la comunidad gitana en los medios".

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6

Captura de pantalla de un grupo de Facebook denunciado por la Fundación Secretariado Gitano.

La policía retira en Dublín la custodia de una niña rubia a una familia gitana. Familias gitanas ocupan tres casas de lujo en Sant Vicençs de Montalt, Un ex guardia civil admitió que formó a un grupo criminal que robaba a familias gitanas. Estos titulares publicados en diversos medios de comunicación españoles y grupos de Facebook como Eres más raro que ver a un gitano esperando solo en Urgencias o de Twitter como Anti-gitanos son algunos de los 151 casos de discriminación que la Fundación Secretariado Gitano (FSG) refleja en su informe anual 2014.

El 32% de ellos se produce en el ámbito de los medios de comunicación, Internet y redes sociales, "un lugar difuso del que nadie se hace responsable", según ha afirmado Ignacio Sola, subdirector general para la Igualdad de Trato y la No Discriminación, en la presentación del estudio este miércoles en Madrid.

La imagen negativa de la comunidad gitana es, por tanto, la principal causa de discriminación y los medios de comunicación e internet son uno de los principales canales de difusión de este racismo, según la FSG. La discriminación en el campo del empleo (19%), la educación (15%), la seguridad ciudadana (10%), la vivienda (8%) y el acceso a bienes y servicios (7%) completan el mapa de un racismo que afecta tanto a hombres (47%) como a mujeres (53%) y especialmente a personas de entre 16 y 30 años (55%).

El informe anual de la Fundación Secretariado Gitano cumple este año su décimo aniversario; una década en la que, en palabras del director del colectivo, Isidro Rodríguez, "las cosas han progresado, aunque el progreso es claramente insuficiente". Entre otras razones, porque tres de cada cuatro personas de etnia gitana vive por debajo del umbral de la pobreza y porque el 54% sobrevive en situación de extrema pobreza, según el último informe de Cáritas.

A pesar de los avances legislativos, como la Ley contra la Discriminación y los Delitos de Odio, los prejuicios racistas siguen siendo potentes, denuncia la FSG, y la mala imagen social de los gitanos no desaparece. "El rechazo cotidiano es una actitud que atraviesa a toda la sociedad, da igual ser de izquierdas o de derechas, tener formación o no tenerla, ser joven o viejo. El racismo sigue vivo, por lo que se debe activar el reproche social a estas conductas discriminatorias", ha señalado Rodríguez.

Inmaculada Lasala, subdirectora general adjunta de programas sociales del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ha añadido que, precisamente en este contexto, lo más peligroso es "negar el racismo" o pensar que luchar contra él sólo es tarea de las personas de etnia gitana. Por todo ello, la FSG reclama "sensibilizar" a los medios de comunicación y "establecer un procedimiento jurídico ágil y efectivo que permita la eliminación inmediata de contenidos que fomentan el rechazo social y la incitación al odio de la comunidad gitana en los medios".

Asimismo, como ha señalado la directora del Departamento de Igualdad y Lucha contra la Discriminación de la FSG, Sara Giménez, debe plantearse una "actuación en coalición de todos los países europeos contra el antigitanismo".

Además, el informe recuerda que España todavía no ha cumplido con el mandato europeo establecido por la Directiva 2000/43/CE respecto a la creación de un organismo independiente que promueva la igualdad de trato y la no discriminación de las personas.

Más noticias en Política y Sociedad