Público
Público

Más de 4 años de instrucción judicial La Fiscalía pide dos años de cárcel para dos activistas detenidos tras el "asalto" de la Policía al Centro Social 13 Rosas

Elena y Jesús están acusados de atentado contra la autoridad tras "asaltar" la Policía en 2014 la sede del PCE de Alcalá de Henares. Los agentes entraron sin orden judicial dejando cinco heridos tras las cargas y registraron los ordenadores de la sede.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Una de las manifestaciones que se convocaron en apoyo a Elena y Jesús, en
Alcalá de Henares | Plataforma Absolución 13 Rosas

Los dos detenidos por el ‘Caso 13 Rosas’, como comúnmente se denomina al procedimiento judicial iniciado después de la irrupción por parte de numerosos agentes de la Policía Local y Nacional en el Centro Social 13 Rosas de Alcalá de Henares, han recibido la petición que la Fiscalía hará a la jueza que instruye el caso: 2 años de prisión a cada uno.

Elena García y Jesús García, que actualmente tienen 25 y 26 años respectivamente, pasaron la noche del 14 de febrero de 2014 en los calabozos, de donde no salieron hasta las dos de la tarde del día siguiente. Fueron detenidos y acusados de atentado contra la autoridad, resistencia y desobediencia; un proceso que empezó hace más de cuatro años y medio y que ahora ha dado un paso más con la comunicación del Ministerio Público.

Elena, que actualmente milita en Alcalá Libre, incide en la pena de prisión ya que, aunque no entrarían en la cárcel al carecer de antecedentes los dos, sí que le afecta a su vida ordinaria: "El caso me está limitando a nivel profesional. Ahora mismo no sé si puedo opositar o ejercer algún cargo en la Administración Pública", afirma a Público. Por su parte, Jesús relata así su punto de vista: “Aunque la jueza ha puesto unas medidas cautelares totalmente desproporcionadas y donde la instrucción se ha alargado de una forma muy extraña para el caso que es, yo no me esperaba la petición de los dos años, pensé que sería como mucho uno”.

Todo surgió cuando se estaba celebrando una fiesta en el local, gestionado exclusivamente por el Partido Comunista de España (PCE) en aquel entonces, y agentes uniformados quisieron entrar dentro del espacio pillando por sorpresa a los 20 asistentes que allí se congregaban. El primer diálogo que se entabló fue con la Policía Local de Alcalá sobre el volumen de la música, a lo que los participantes de la fiesta accedieron a reducir, tal y como comentó en su día Jesús. “Pero después los agentes insistieron en entrar dentro del local —continúa relatando este antiguo concejal de IU—, y no se lo permitimos dado que no tenían una orden judicial para hacerlo”.

Cada vez eran más los coches patrulla de la Policía Local que iban llegando tras la discusión que se originó en aquel instante, hasta que entraron por la fuerza, asegura Jesús, iniciando así el “asalto”, según lo denominan en la biografía de Twitter de la ‘Plataforma Absolución 13 Rosas’, creada por diversos colectivos de la localidad en apoyo a los encausados. Unos pocos minutos después llegaban varias dotaciones de Policía Nacional con la excusa de “proteger a los otros agentes”, según asegura el enjuiciado que les dijeron en aquel momento.

La detención de Jesús se produjo después de que le pidieran su identificación: “Yo les estaba gritando que tenían que irse si no tenían un permiso y, cuando me pidieron la identificación, me cogieron y me detuvieron”, tal y como explicó él mismo. Al rato se produjeron las cargas que finalizaron con un saldo de cinco personas heridas con contusiones que terminaron en el hospital con sus respectivos partes médicos.

La detención de Elena se produjo una vez que ya se estaban produciendo las cargas dentro del local: "Yo estaba dentro, en un momento me cogieron y me arrastraron mientras golpeaban con sus defensas a la gente, y una vez fuera me detuvieron", según comenta la encausada.

Posteriormente, los agentes —que no tenían autorización judicial para entrar en una sede política— empezaron a registrar el centro social, desde el material político a los ordenadores, según confirmó un comunicado difundido por la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE), agrupación a la que pertenecían los dos encausados en aquel momento y en donde ahora solo milita Jesús.

Después de más de cuatro años de espera teniendo que firmar cada 15 días en los juzgados como medida cautelar, el procedimiento avanza con el escrito de acusación de la Fiscalía. Desde el ministerio público han solicitado a la jueza dos años de prisión para cada uno de ellos, una medida que desde la Plataforma tildan de “descabellada”.

Del mismo modo, en un comunicado hecho público desde la Plataforma denuncian el “enorme retraso en la instrucción”, ya que ésta se ha dilatado un total de cuatro años y ocho meses. “Durante todo ese tiempo han tenido que acudir quincenalmente al juzgado sin haber riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, además de existir arraigo familiar”, continua explicando la nota, en donde preguntan retóricamente que quién va a compensar a las acusadas por todo ese tiempo.

Una concentración en frente del ayuntamiento de Alcalá de Henares para pedir la absolución de Elena y Jesús | Plataforma Absolución 13 Rosas

Una de las particularidades del caso es que la intervención policial fue filmada por un equipo del programa ‘Policías en acción’, de La Sexta. En la grabación se puede apreciar, tal y como han corroborado desde las defensas de los acusados, la desproporcionalidad de la actuación policial así como “la evidencia de que no se ha cometido delito alguno por parte de nuestras compañeras”, tal y como recuerda la nota publicada desde la Plataforma. Para más inri, en la grabación se escucha a un agente dirigirse a los congregados, pero ya sin los detenidos delante, en los siguientes términos: “Esto os pasa por vuestra ideología”, un hecho que han confirmado tanto Elena como Jesús.

Por otra parte, el PCE denunció a algunos agentes de las Fuerzas del Orden y Seguridad del Estado, para quien la causa también sigue adelante como imputados. En este sentido, la estrategia que seguirán Elena y Jesús sigue siendo la misma: “Nosotros vamos a pelear por la absolución porque estamos seguros de nuestra inocencia, tenemos la razón, y también lucharemos para que condenen a la Policía por lo que han hecho”, sentencia el último de ellos.

Más noticias en Política y Sociedad