Público
Público

Covid-19 Unos 41 internos de una prisión de València, aislados por un brote de coronavirus

Fuentes de la institución penitenciaria de Picassent confirman que el brote está controlado y que todos los internos afectados están aislados en un módulo aparte.

Vista general del Centro Penitenciario de Picassent . EFE/Kai Försterling/Archivo
Vista general del Centro Penitenciario de Picassent . Kai Försterling / EFE

efe

Los sindicatos Acaip-Ugt y CSIF  han alertado de un brote de coronavirus en la cárcel de Picassent. Fuentes de la institución penitenciaria confirman que son 41 personas afectadas por el virus. Desde los sindicatos han exigido medidas urgentes para evitar más contagios, como la suspensión temporal de permisos, por el potencial peligro para internos y trabajadores, además del suministro de equipos de protección a los vigilantes y su vacunación como personal de riesgo.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica en un comunicado que el brote, que se detectó en la tarde de ayer y que ya se ha ampliado a 41 personas, se extiende entre los módulos 14 y 16, y también podría afectar a funcionarios de prisiones encargados de estos módulos.

El brote de coronavirus está controlado porque todos los internos afectados están aislados en un módulo aparte, según han informado fuentes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior.

El total de internos contagiados está bajo control médico y, a excepción un preso, son asintomáticos

El total de internos contagiados está bajo control médico, asintomático (salvo en un solo caso que presentó síntomas leves), y aislado en un módulo aparte, lo cual permite afirmar con seguridad que el brote está bajo control, han resaltado las fuentes.

Fuentes penitenciarias explican que todo comenzó con un interno de Picassent que salió de permiso, y a quien al regreso se le aplicó el protocolo habitual, que consiste en cuarentena y una PCR. La prueba le salió negativa y no tenía síntomas, por lo que inició su rutina habitual. Sin embargo, a los pocos días su compañero de celda desarrolló síntomas. Se le hicieron pruebas y dio positivo, por lo que se repitió la PCR al primero y, esta vez, salió positiva.

CSIF reivindica PCR con regularidad a los trabajadores

El sindicato de CSIF se ha pronunciado y recuerda "la necesidad de realizar PCR con periodicidad a los trabajadores de centros penitenciarios", y lamenta que este brote se haya producido en un contexto en que Instituciones Penitenciarias no ha aplicado las medidas preventivas reclamadas por el sindicato. Además, pide, "tanto a las direcciones de las prisiones como a Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, la distribución generalizada de equipos de protección individual adecuados para los trabajadores".

"CSIF trasladó igualmente el pasado 4 de enero a Secretaría General de Instituciones Penitenciarias la elaboración urgente del plan de vacunación para funcionarios de prisiones, de manera que garantice la protección de los trabajadores frente al coronavirus, ya que se trata de un colectivo que sufre un elevado riesgo de transmisión y exposición, y tiene la catalogación de servicio esencial".

El sindicato recuerda también "la especial situación del centro penitenciario de Picassent por el alto número de reclusos ingresados y el riesgo de expansión de contagios".

Más noticias de Política y Sociedad