Público
Público

Abusos de la iglesia Apartan a un cura de Lugo tras ser denunciado por acoso a un menor

Un sacerdote ha sido apartado de sus funciones tras una denuncia presentada ante el obispo Luis Ángel de las Heras por un joven que narró un episodio de acoso que se produjo "hace dos años, cuando el denunciante tenía 17" años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apartan a un cura de Mondoñedo (Lugo) tras una denuncia por acoso a un menor | EFE/Archivo

Un sacerdote de Mondoñedo (Lugo) ha sido apartado de sus "funciones públicas" tras una denuncia presentada por un joven fundamentada en "un episodio de acoso" que se habría producido "hace dos años, cuando el denunciante tenía 17" años, ha informado este martes el Obispado de Mondoñedo-Ferrol.

En un comunicado, la Diócesis ha reaccionado a una información divulgada por el periódico La Voz de Galicia este mismo martes. La denuncia se presentó ante el obispo Luis Ángel de las Heras "a finales del pasado mes de agosto", señala la comunicación remitida a la prensa.

El órgano eclesiástico se hace eco en su nota del relato del joven y remarca que tras "las necesarias deliberaciones y de forma inmediata, con fecha 3 de septiembre", se abrió "el correspondiente proceso de investigación siguiendo los actuales protocolos de la Iglesia".

Al respecto, se indica que todo el tiempo se actuó merced "a la legislación civil vigente". Así, "dicha apertura es comunicada al denunciante toda vez que el señor obispo nombra a un delegado instructor para un estudio directo del caso", se hace constar. Según el Obispado, también se informó "al denunciante de cada paso dado en el procedimiento" que todavía sigue abierto.

Las medidas cautelares preceptivas pasan por apartar al sacerdote de sus funciones públicas

En todo caso, el comunicado precisa que las "diligencias previas" les permitieron adoptar "las medidas cautelares preceptivas, que pasan por apartar al sacerdote de sus funciones públicas dentro del respeto a la presunción de inocencia que también le ampara".

La Diócesis mindoniense señala que a "fecha de hoy" únicamente tiene "constancia de esta denuncia, que continúa en fase de investigación". Por tanto, descarta que haya trascendido alguna reclamación adicional en relación con este mismo sacerdote.

El prelado De las Heras destaca en la nota que la "primera preocupación son las víctimas de cualquier abuso de poder, de conciencia y sexual". "Por supuesto, suscribimos la condena de toda conducta inapropiada; tal y como el Papa Francisco ha hecho y nos invita a hacer, pedimos perdón a las víctimas que han sufrido y sufren a consecuencia de conductas indebidas e inaceptables", refleja.

Al mismo tiempo, valora su propio "compromiso con las víctimas, que merecen el máximo respeto y toda la ayuda que se les pueda prestar" y, finalmente, aboga por la "colaboración con la justicia civil y la prevención de cualquier acción que vaya contra la dignidad de un ser humano".

Luis Ángel de las Heras puntualiza que confía en que toda "la sociedad se comprometa igualmente con las víctimas y para generar espacios seguros en cualquiera de los ámbitos en los que lamentablemente se han dado o pueden darse tales hechos execrables".

El relato del denunciante, según publica el periódico La Voz de Galicia, sostiene que el sacerdote le habría tocado el trasero tras pedirle ayuda para bajar unas escaleras. En ese momento, el joven estaba acompañado por un amigo en las inmediaciones de la catedral de Mondoñedo.

Más noticias en Política y Sociedad