Público
Público

Abusos en la Iglesia La Iglesia homenajeó a un cura que abusó sexualmente de un monaguillo

El sacerdote Amador Romero, condenado por el delito continuado de abusos sexuales a un monaguillo de 11 años, trabaja como capellán en el Hospital General de Alicante, centro sanitario de carácter público.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ricardo Blázquez, actual presidente de la Conferencia Episcopal Española. EFE

La Diócesis de Guadix (Granada) homenajeó en 2017 a Amador Romero, párroco condenado por el juzgado de lo penal de Granada a 18 meses de cárcel por abusar sexualmente durante dos años de un monaguillo de 11 años en la localidad Aldeire.

Homenaje a los sacerdotes que cumplen bodas de oro y plata sacerdotales en la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Así titulan desde la Diócesis de Guadix (Granada) el reconocimiento a varios de sus integrantes por sus servicios a la Iglesia. Sin embargo, uno de los homenajeados es Amador Romero, el cura, condenado a 18 meses de prisión en 2001.

El acto, que tuvo lugar el jueves 8 de junio de 2017, y que sirvió para homenajear a los sacerdotes que cumplen sus bodas de oro y de plata sacerdotales, fue presidido por el entonces obispo de Guadix, Ginés García. En él no se contemplaba la sentencia por abusos sexuales, sino que se exaltó la trayectoria del párroco y se celebró sus 25 años de trabajo en la institución religiosa.

Fue durante dos años, entre 1995 y 1997, que el párroco abusó de uno de los monaguillos de apenas 10 años de edad. Desde su posición en una parroquia del pequeño municipio granadino de Aldeire, Romero abusó con regularidad del pequeño hasta que en marzo 2001 salió la sentencia que condenaba al cura a 18 meses de prisión y a pagar 60.000 euros a la víctima por daños morales.

Según ha explicado hoy el periódico El Pais, Romero no solo no cumplió con su condena en prisión, sino que permanece en activo y trabaja como capellán en el Hospital General de Alicante, ente de titularidad pública, y dependiente de la Generalitat Valenciana.

La Asociación de Defensa de los Derechos del Niño, Prodeni, fue la que inició el procedimiento judicial.

Más noticias en Política y Sociedad