Público
Público

Abusos a menores Murcia suspende la atención a niños víctimas de abuso sexual que no estén en desamparo

La Consejeria culpa a la saturación del conocido como Proyecto Luz: "El volumen excede la capacidad de atención del servicio".

Cartel que denuncia el abuso sexual a menores de edad.

EUROPA PRESS

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Murcia ha suspendido la atención a niños que son víctimas de abuso sexual y no están en situación de desamparo. Una situación que podría estar afectando a más de una veintena de menores y sus familias en lo que va de año, según ha podido saber Europa Press de fuentes próximas.

El Programa de información, diagnóstico y evaluación de menores víctimas de abuso sexual infantil, conocido como Proyecto Luz, atendía, hasta ahora, a todos los niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales. Sin embargo, ahora pasará a atender únicamente a los menores que se encuentren en situación de desamparo, ya que debido al excesivo volumen de trabajo se ha saturado.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades asegura a Europa Press que "en el ánimo de ofrecer una atención integral a cualquier víctima de abuso, desde distintos ámbitos se ha solicitado la intervención de los profesionales del Proyecto Luz, más allá de las competencias propias del servicio, que son los menores en situación de desprotección [riesgo y desamparo]".

Según la Consejería, el hecho de solicitar peritaciones de menores que no estaban en dicha situación y aceptar los casos "ha dado lugar a un volumen que excede la capacidad de atención del servicio". Desde dicho departamento aseguran que el programa continuará prestando su servicio, circunscrito a las competencias propias del ámbito de protección de menores, de manera que aquellos casos que no se encuadren en dicha competencia se derivarán al órgano o entidad competente.

En el caso de la peritación de las víctimas que no se encuentren en situación de desprotección, la Consejería ha explicado que "se realizará por el Instituto de Medicina Legal, que es el órgano competente". Mientras que el tratamiento de los menores en los que no se dé dicha desprotección, "si existiese sintomatología que lo haga necesario, podrán ser derivados a Salud Mental previa valoración por su pediatra".

A tenor de esta situación, la presidenta de la Asociación Murciana de Apoyo a la Infancia Maltratada (Amain), Juana López, ha advertido que el sistema de salud mental infanto-juvenil "no está preparado para atender a menores víctimas abuso sexual".

El objetivo del programa, puesto en marcha en 2002, es "la valoración y tratamiento de menores que han sido víctimas de abuso sexual infantil, dentro de las competencias del servicio de protección de menores y entendido como la forma más grave de maltrato". Dirigido a la atención de niños y adolescentes con sospecha de estar siendo objeto de abuso sexual infantil, dispone de un equipo de seis psicólogos especializados en la investigación y evaluación de casos de abuso sexual infantil.

Amain y expertos han reclamado un mayor número de profesionales, ya que "el programa se concibió para atender a todos estos niños, se encuentren o no en situación de desamparo". "El hecho de derivarlos a un sistema que no está preparado, no solo por los profesionales, sino por el propio sistema de salud infanto-juvenil" puede conllevar consecuencias negativas para el menor, víctima de estos abusos, puesto que se corre el riesgo de que se victimice, dice López.

Según ha podido saber Europa Press, "hay retrasos de incluso tres años en la emisión de informes periciales y supresión del programa de ayuda psicológica a menores víctimas de abusos sexuales". Esto está causando un "grave perjuicio psicológico y jurídico tanto a estas víctimas, como sus familiares e incluso los presuntos acusados". Según las fuentes, "está incurriendo en un grave maltrato, en este caso institucional, precisamente la entidad pública que debe velar por la protección de los menores de la Región frente al maltrato en cualquiera de sus tipos".

Más noticias de Política y Sociedad