Público
Público
Únete a nosotros

Abusos sexuales en la Iglesia El fundador de la escuela del Atlético de Madrid admite que abusó de un niño en los 70

Ángel Manuel Briñas, fundador de la escuela deportiva del Atlético de Madrid, reconoce que abusó sexualmente de un menor en los años 70, cuando era el responsable deportivo y de los scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Encuentro de Manuel Briñas y Fernando Torres en 2016 | Atlético de Madrid

El fundador de la escuela deportiva del Atlético de Madrid, responsable de su cantera durante más de dos décadas, Ángel Manuel Briñas, reconoce que abusó sexualmente de un menor en los años 70, cuando era el responsable deportivo y de los scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós, del madrileño barrio de Carabanchel.

Según informa este miércoles El País, la víctima remitió al medio la denuncia en la que explicaba los abusos sufridos por Briñas entre los años 1973 y 1975, cuando este era fraile marianista en un colegio de Madrid. Miguel M.H., de 59 años, explica que los abusos consistieron en caricias en zonas íntimas, masturbaciones y en una ocasión, "solo una que recuerde, una felación", a lo que añadió que nunca intentó besarle ni abrazarle.

La víctima confirma que tras hablar con varios compañeros del centro educativo, "pasados más de 30 años", confirmaron estar al corriente de los abusos pero entonces nunca dijeron nada. "No estábamos entrenados para hablar de estas cosas", explica la víctima.

"Fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar. Sólo fue una vez o dos"

El mismo medio contactó con Briñas para preguntarle sobre la veracidad de las acusaciones, ante las que reconoció que eran ciertas y explico que "fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más". "Sólo fue una vez o dos", aclara el fraile marianista, minimizando los abusos infligidos al entonces menor.

La respuesta de Briñas ha sido desmentida por la víctima, quien asegura que los abusos fueron continuados durante un periodo de tres años en los que nunca se lo comentó a sus padres, "muy temerosos de Dios".

El club deportivo y el centro educativo, a cuya orden sigue vinculado el marianista de 88 años, han mantenido una estrecha relación, puesto que muchos futbolistas de categorías menores estudiaban en él. Muchos de los niños formados en la cantera rojiblanca han estudiado en el Colegio Marianista Hermanos Amorós. 

La dirección del Colegio Marianista expresó su más “absoluta sorpresa y estupor” ante los hechos narrados por la víctima y aclaran que no han tenido ninguna denuncia previa. 

Los Marianistas piden "perdón" a la víctima que sufrió abusos por parte del religioso y a su familia y le proponen un encuentro para "escucharla, pedirle personalmente perdón y ofrecerle ayuda", aunque admiten que "nada podrá borrar lo ocurrido".

Los religiosos aseguran que comparten con el Papa y la Iglesia "el esfuerzo por superar malas prácticas y mentalidades equivocadas, que en el presente o en el pasado, han servido para encubrir estos hechos tan lamentables".

Por último, han pedido a la familias de los alumnos del colegio "confianza" en su labor porque se comprometen a "atajar cualquier hecho de este tipo" y aseguran que trabajan cada día "para proteger a los menores y hacer de las escuelas espacios seguros".

Más noticias en Política y Sociedad