Público
Público

Acantilado del Asperillo Las obras ilegales de un camino hacia la playa dañan un acantilado protegido de Doñana

La Guardia Civil investiga los hechos denunciados por el Servicio de Costas tras observar cómo una  retroexcavadora abría un acceso de cuatro metros de anchura en el Médano del Asperillo, monumento natural de Andalucía. La Consejería asegura que no se ha registrado solicitud para estos trabajos ni se han concedido permisos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Imagen del acantilado del Médano del Asperillo, en el Espacio Natural de Doñana, Huelva.- JUNTA DE ANDALUCÍA

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Huelva investiga la realización sin permiso correspondiente de unas obras de apertura de un camino en el Médano del Asperillo, un acantilado de dunas fósiles que se extiende entre las playas de Matalascañas y Mazagón, dentro del Espacio Natural del Doñana, una zona considerada monumento natural por la Junta de Andalucía por sus altos valores geológicos y ecológicos.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, en coordinación con el Seprona, actúa en el procedimiento abierto por este servicio de la Guardia Civil para investigar lo sucedido y aclarar responsabilidades, ya que se han provocado daños en esta singular formación geológica protegida

Según ha adelantado el diario El Mundo, "la voz de alarma la dio en primer lugar personal del Servicio de Costas, que alertó al Seprona de la Guardia Civil" al percatarse de que una retroexcavadora había abierto un acceso a la playa "de cuatro metros de anchura" que "permite a las empresas de rutas a caballo bajar a la playa". 

"Ni siquiera existe solicitud para la ejecución de estas obras", afirma la Consejería

Desde la Administración regional, se está ultimando por parte del Espacio Natural de Doñana un informe exhaustivo sobre la afección provocada en el acantilado del Asperillo, que será remitido al Seprona.

Además, han remarcado que "ni siquiera existe solicitud para la ejecución de estas obras y, por lo tanto, no existe autorización alguna por parte del Espacio Natural". Así las cosas, esta Consejería "actuará con total determinación para exigir las responsabilidades pertinentes", han subrayado.

Por su parte, desde la Guardia Civil han confirmado que el Seprona se encuentra investigando los hechos y que el juzgado de instrucción número 3 de La Palma del Condado (Huelva) ha ordenado la paralización de la obra.

"Un verdadero atentado"

El portavoz de WWF en Huelva, Juan José Carmona, ha calificado este incidente como "un verdadero atentado" contra el medio ambiente. En declaraciones a Europa Press, ha exigido que se identifique a los responsables y que "caiga sobre los mismos todo el peso de la ley" ya que los daños ocasionados "van a ser muy difíciles de restaurar"

"Desgraciadamente, en los últimos tiempos se dan este tipo de actuaciones contra el medio ambiente y parece que son cosas menores pero su multiplicación por Doñana y su entorno hace que se pierda calidad ambiental", ha proseguido Carmona, que ha recordado que "un día es un incendio en Entremuros, otro día otro un incendio en la zona entre Almonte y Matalascañas, otro día el atropello de un lince o una actuación como ésta de apertura de un carril", ha proseguido.

Más noticias en Política y Sociedad