Público
Público

Accidentes de repartidores Los 'riders' denuncian la pasividad de las empresas de reparto tras un nuevo accidente de un trabajador de Glovo

Con la muerte de un repartidor de esta compañía aún en la retina, los activistas por los derechos de estos trabajadores aseguran que estos infortunios son "el pan de cada día".

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Imagen de archivo de un repartidor de Glovo. EFE/ Ana Escobar

"Pujan ha sido la primera víctima mortal [en Barcelona], pero no tiene por qué ser la última", cuenta a Público Nuria Soto, miembro de Riders X Derechos BCN. Este colectivo denunció este martes un nuevo accidente de un repartidor de Glovo. Los activistas por los derechos de estos trabajadores aseguran que no están acostumbrados a denunciar los accidentes laborales que sufren, pero a partir de ahora lo harán porque son "el pan de cada día". 

Pujan Koirala, de 23 años, murió el pasado 25 de mayo tras ser arrollado por un camión de la basura mientras repartía. El joven "no era colaborador" de Glovo, aunque llevaba su mochila. "Glovo, Deliveroo o Uber Eats saben que hay cuentas donde trabajan varias personas, pero eso a estas empresas les da igual, ya que lo importante son las ganancias", añade a este medio. 

La muerte de este joven de Nepal ha desatado las protestas por la precariedad del sector. "Estas empresas te someten a unas condiciones que hacen que te juegues la vida", critica Nuria Soto. "Es precariedad sobre precariedad", apostilla. 

La miembro de esta plataforma defensora de los derechos de los riders alerta de que cada día se producen accidentes laborales. Asimismo, asegura que estas empresas encubren estos infortunios: "Los llaman accidentes de tráfico, pero en realidad son accidentes laborales porque suceden en horas de trabajo". 

El último accidente denunciado se produjo este martes. Riders X Derechos escribió en Twitter: "No estamos acostumbrados a poner imágenes de accidentes, pero desafortunadamente son una tendencia general de la vida cotidiana".

Además, Soto sostiene que el mismo día en que el joven Pujan Koirala perdió la vida, otro repartidor sufrió otro accidente en la Diagonal de Barcelona. "A todos nos ha pasado alguna vez", reconoce esta rider.

El colectivo de repartidores pide que la empresa se haga responsable. "No queremos que nos paguen un super seguro privado, sino que nos reconozcan como trabajadores", como varias sentencias judiciales han considerado ya. En este sentido, la Justicia se ha pronunciado en varias ocasiones para asegurar que los repartidores son falsos autónomos. De hecho, la Inspección de Trabajo ha impugnado este modelo laboral en diferentes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Alicante. 

Sin embargo, Glovo, Deliveroo y Uber Eats siguen operando sin una regulación que garantice los derechos de sus trabajadores. Teniendo en cuenta que el número de trabajadores del sector ronda los 17.000, UGT calcula que la Seguridad Social deja de ingresar unos 93 millones al año por esta situación, cifras que estima que se multiplicarán por tres en 2020.

Más noticias en Política y Sociedad