Público
Público

Agresión policial en Melilla La madre del menor agredido por cinco policías en Melilla pide su expulsión: "Mi hijo no duerme por las noches y se orina encima"

Los agentes ha sido expedientados después de que se hiciera viral el vídeo en el que se les ve dar patadas y puñetazos en la cara al joven cuando estaba esposado en el suelo.

Publicidad
Media: 4.55
Votos: 11

Las heridas del menor tras la agresión de varios policías en Melilla.- ATLAS

"Psicológicamente no está bien, porque estos días está haciendo cosas rarísimas que no ha hecho en su vida, por la noche no duerme y empieza a pasearse por la casa, incluso se está orinando encima". Así resume la actual situación de su hijo Lamia Mimun, la madre del menor que fue agredido por hasta cinco policías, algunos de paisano, en Melilla hace dos semanas, cuando, al parecer, le confundieron con un menor extranjero no acompañado (mena).

La mujer ha pedido la expulsión del cuerpo policial de todos los implicados, cuya actuación fue graba en una vídeo en el que se podía ver cómo el joven recibía puñetazos y alguna patada en la cara a pesar de estar ya en el suelo, detenido y esposado.

Lamia Mimun, que ha agradecido el apoyo que está recibiendo de "muchos melillenses", ha pedido "justicia para que esta agresión no quede impune", y por ello ha expresado que "como familia solicitamos que esos seis agentes sean apartados del Cuerpo hasta la celebración del juicio, y como madre pido que sean expulsados".

"Los dos policías que iban de uniforme pudieron evitar los puñetazos y el patadón", critica

Sobre los agentes de servicio que vieron la agresión, también ha reclamado medidas porque, como señala que sale reflejado en el vídeo, no hicieron nada por impedir que su hijo fuera agredido. "A los dos (policías) que estaban vestidos de uniforme pudieron evitar los tres puñetazos y el patadón y muchas cosas", ha indicado Mimun.

La progenitora ha manifestado que quiere luchar para que "lo sufrido por mi hijo no le ocurra a ninguna madre ni a los menores ni huérfanos que viven en la ciudad". En este sentido, ha asegurado que ella no está en contra de la Policía Nacional ni del resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, sino en contra quienes agredieron a su hijo.

La Delegación del Gobierno informó, tras conocerse el contenido del vídeo, que cinco agentes de la Policía Nacional han sido expedientados por este asunto. Los sindicatos policiales, en cambio, han asegurado en varios comunicados que los agentes fueron previamente agredidos por un conjunto de menores, entre ellos el joven del vídeo, resultando heridos al menos dos de los policías por botellazos, patadas y puñetazos.

Más noticias en Política y Sociedad