Público
Público

Agresión sexual Dos años de prisión por abusar de una joven con inteligencia límite en Lleida

Durante el juicio, los tres acusados aseguraron que las relaciones fueron consentidas, pero la joven lo contradijo diciendo en que no quería y que "le estaban haciendo daño".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

 8 de marzo de 2018, Madrid. - MANOLO FINISH

La Audiencia de Lleida ha condenado a dos años de prisión a uno de los acusados de abusar sexualmente de una joven con inteligencia límite en mayo de 2017 en Lleida, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Los hechos tuvieron lugar el 22 de mayo de 2017, cuando tres jóvenes se encontraron a la salida de un bar de ocio de Lleida a la víctima y la invitaron a acompañarles al piso de uno de ellos. Según señala la sentencia, dos de los acusados, uno de ellos menor de edad, abusaron sexualmente de la joven en el piso mientras el tercero miraba desde una silla y tomaba fotografías del momento.

Pese a que durante la celebración del juicio los acusados manifestaron que las relaciones fueron consentidas, la chica declaró haberles dicho que "se estaban pasando un montón", que no quería y que "le estaban haciendo daño". Asimismo, manifestó haberse quedado "en blanco" en el momento de los hechos, aunque admitió que "no le hacía ninguna gracia" lo que estaba pasando y que se "quería marchar".

La Sala ha determinado la pena de dos años de prisión con atenuante por confesión para uno
de los acusados

Finalmente, la víctima abandonó la casa en la que se había quedado sola con el menor después de unas cinco horas y, al salir, se encontró con su madre, que la estaba buscando, ya que se había escapado de casa la noche anterior. Ya por la mañana, la chica fue hasta el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida para someterse a una revisión médica y, según se desprende de los informes, no mostraba ninguna lesión.

Pese a que la joven tiene una discapacidad intelectual por la que resultó judicialmente incapacitada, derivada de una inteligencia límite, trastornos de conducta y trastorno mental, los forenses y la psicóloga que la atendieron aseguraron que dicha discapacidad "es difícil de apreciar a simple vista".

No obstante, añadieron que se podía detectar "tras unas horas de interactuación" con ella y, sobre todo, dependiendo de la conversación y de la capacidad del interlocutor. Finalmente, la Sala ha determinado la pena de dos años de prisión con atenuante por confesión para uno de los acusados, así como la prohibición de acercarse a ella durante tres años y la obligación de pagarle 3.000 euros por daños morales.

El acusado que presenció el acto sexual desde una silla de la habitación y tomó fotografías, las cuales no difundió más allá de entre el resto de integrantes del grupo, ha quedado absuelto al demostrarse que no formó parte del abuso sexual.

Por su parte, el menor de edad ya fue condenado a un año y tres meses de internamiento en régimen semiabierto y cinco meses de libertad vigilada el pasado mes de diciembre por el juzgado de menores de Lleida.

Más noticias en Política y Sociedad