Público
Público

Agresión sexual El juez envía a prisión a cinco detenidos por la agresión sexual en Santa Coloma

De los 15 detenidos por la agresión sexual a una joven y el apuñalamiento al chico que la esperaba, cinco han sido enviados a prisión, uno de los menores ha conseguido huir cuando lo trasladaban y el otro está internado en un centro de la DGAIA. Los otros ocho serán citados a declarar próximamente.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Foto de archivo del Metro de Barcelona | EFE

El juez ha acordado hoy enviar a prisión sin fianza a cinco detenidos acusados de la agresión sexual a una joven y de intentar matar, tres de ellos, a su pareja con un arma blanca el pasado domingo, día 11, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 6 de Santa Coloma de Gramenet ha ordenado, tras la comparecencia de los cinco detenidos, su ingreso en prisión por un delito de agresión sexual sin acceso carnal y, en el caso de tres de los arrestados, también por un delito de tentativa de homicidio.

Tras la comparecencia judicial de estos cinco detenidos y de ordenar su ingreso en prisión, el juez se ha inhibido en favor del titular del juzgado de instrucción número 5 de Santa Coloma, que era el competente el pasado domingo, cuando se produjo el ataque.

La policía local de Santa Coloma de Gramenet detuvo a 15 jóvenes, dos de ellos menores de edad, por su supuesta participación en la agresión sexual, ocurrida en el interior del metro, donde los agresores supuestamente acosaron a la joven realizándole tocamientos.

Posteriormente, y ya en el exterior, los jóvenes se enfrentaron con el chico que esperaba a la joven al que apuñalaron con una arma blanca, por lo que requirió atención médica de urgencia, si bien no se teme por su vida. De los detenidos, los dos menores de edad pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores, que acordó su libertad.

Uno de estos dos menores huyó anoche a la carrera cuando iba a ser trasladado a un centro de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA).

Los dos menores iban a ser recogidos en un vehículo anoche en la Ciudad de la Justicia, donde declararon ante el fiscal de menores, y cuando iban a subir, uno de ellos emprendió la huida corriendo.

El otro menor ha ingresado en un centro de protección de menores de la DGAIA de la provincia de Barcelona y su comportamiento es normal, según las mismas fuentes.

De los otros trece detenidos, los Mossos dejaron en libertad a ocho, a la espera de ser citados próximamente por el juez, y los otros cinco, cuya participación en los hechos es más central, según la policía autonómica, han pasado hoy a disposición judicial y dormirán en prisión.

Decenas de personas se han concentrado hoy en la plaza de la Vila de esta localidad en rechazo a esta agresión, en un acto convocado por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Santa Coloma, el Ayuntamiento y la Coordinadora de Mujeres. En la concentración se han coreado consignas como "basta de violencia contra las mujeres" y "queremos caminar tranquilas de día y de noche".

Minutos antes de que empezara la concentración, un grupo de personas convocadas por Plataforma per Cataluña han acudido al lugar y han empezado a proferir proclamas xenófobas contra los presuntos autores de la agresión, de origen magrebí.

Los vecinos presentes en la plaza de la Vila han contestado la presencia del reducido grupo de ultraderechistas gritando "fuera fascistas de nuestros barrios" y los Mossos d'Esquadra han tenido que actuar para separar ambos grupos.

La alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon, ha alertado del "oportunismo" de algunos partidos con este tema y ha defendido que los vecinos de Santa Coloma "han dado un ejemplo de democracia delante de aquellos que quieren romper la convivencia".

Parlon ha señalado que en múltiples ocasiones habían alertado de la presencia de menores no acompañados en la ciudad en las juntas de seguridad y ha pedido a la Generalitat coordinación entre administraciones y dirigir correctamente los recursos "para no dejar a los ayuntamientos expuestos".

Los detenidos son migrantes indocumentados que carecen de residencia fija y que vivían en edificios deshabitados y en estado ruinoso de Santa Coloma. De hecho, la secretaria de Infancia y Adolescencia de la Generalitat, Georgina Oliva, ha afirmado que ninguno de ellos está actualmente bajo la tutela de la Generalitat, aunque ha reconocido que uno de ellos estuvo al cuidado de la DGAIA hace tres años, cuando era aún menor.

Más noticias en Política y Sociedad