Público
Público

Naufragio Al menos seis migrantes muertos, entre ellos un bebé de seis meses, tras un naufragio de una patera en el Mediterráneo central

El menor murió tras intentar ser reanimado por los médicos a bordo del Open Arms. Los equipos de rescate de la ONG consiguieron llevar a bordo a 111 personas que necesitaban ser evacuadas de forma urgente.

Los equipos de rescate están en el agua intentando recuperar a unas 100 personas, hay niños y bebés.
Los equipos de rescate están en el agua intentando recuperar a alrededor de una centena de personas, entre los que se encuentran niños y bebés. Open Arms

Público/efe

Al menos seis personas han muerto tras el naufragio de una patera con cerca de 110 personas después de que cediera el fondo de su patera en aguas del Mediterráneo central. Un bebé de seis meses rescatado por la ONG española Open Arms murió a bordo del barco.

Según ha explicado la ONG, una vez localizada la patera, tras muchas horas de búsqueda, y después de haber podido repartir chalecos y mascarillas al centenar de personas, el suelo de la embarcación cedió y todas las personas cayeron al agua.

Asimismo, la organización de salvamento marítimo ha comunicado horas más tarde que se dirige al "segundo rescate del día". Con "199 personas abordo, 111 rescatadas este miércoles, y cinco cadáveres. Mientras, el equipo médico sigue trabajando sin descanso para estabilizar los casos graves".

Una niña de seis meses murió tras intentar ser reanimada por los médicos a bordo mientras esperaba la evacuación urgente con otras personas también en estado grave por el naufragio.

Así lo ha informado la organización a través de Twitter, que además ha criticado que ocurran estas emergencias "cuando se les abandona en el mar", en alusión a la ausencia de equipos de auxilio gubernamentales de los países del Mediterráneo, y ha pedido que se implementen de urgencia "corredores humanitarios". 

Se sabía que la primera barca estaba a la deriva desde este martes y, tras horas de búsqueda, un avión del operativo Frontex de la Unión Europea precisó a Open Arms la localización y el buque se puso rumbo a esa dirección. Todos los niños han podido ser rescatados, aunque se estaba intentando reanimar a uno de ellos, señalaron fuentes de la ONG. Mientras tanto, continúa el rescate del resto de los migrantes que iban a bordo.

El Mediterráneo central es "la mayor fosa común del planeta", denuncia Open Arms

La ONG hizo referencia a que se trata del segundo rescate en las últimas 24 horas, y se espera otro más, después de que este martes murieran trece personas, entre ellas tres mujeres y un menor, al naufragar el bote en el que un grupo de migrantes pretendía cruzar el Mediterráneo para huir de la guerra en Libia y alcanzar las costas de Europa, según informó la Organización Internacional de las Migraciones.

Este martes, los miembros de la ONG salvaron a 85 personas de una embarcación muy dañada, con una gran cantidad de gasolina derramada en el interior y embarcando agua. El Open Arms zarpó del puerto de la capital catalana el pasado cuatro de noviembre con destino al Mediterráneo central, que hoy la ONG definió como "la mayor fosa común del planeta".

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que al menos 527 personas han perdido la vida en el Mediterráneo central intentando alcanzar las costas del sur de Europa. 

Más noticias