Público
Público

Amianto en el metro de Barcelona Aumentan a 12 los trabajadores del Metro de Barcelona afectados por amianto

La compañía Transports Metropolitans de la capital catalana, que en noviembre inició una campaña de exámenes médicos  a personas en contacto con este material, ve previsible que la cifra de casos se incremente en los próximos meses. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Foto de archivo del Metro de Barcelona | EFE

Las revisiones médicas iniciadas por Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) en noviembre ya han detectado que 12 trabajadores están afectados por el contacto con amianto en su puesto de trabajo, según ha informado la empresa este miércoles en un comunicado. De ellos, nueve se tratan de engrosamientos locales de la pleura; dos tienen placas pleurales no calcificadas, y el último es un caso de placa pleural calcificada, aunque ninguno presenta patología grave ni sintomatología clínica, y tampoco han requerido tratamiento médico.

TMB inició en noviembre una campaña de exámenes médicos específicos al personal de Metro en contacto con materiales con contenido de amianto, y hasta el momento unos 600 trabajadores de los más de 800 que forman parte de los colectivos más expuestos ya han pasado una primera fase de examen voluntario. Este martes la compañía reveló que se habían detectado cinco casos que fueron derivados al Servicio de Neumología del Hospital Vall d'Hebron para que tuvieran un seguimiento de su afección que, según la empresa, no reviste gravedad ni incrementa el riesgo de sufrir cáncer.

Las revisiones médicas se seguirán llevando a cabo al largo de 2019 y TMB considera que teniendo en cuenta que entre el 3% y el 14% de las personas expuestas al amianto presentan manifestaciones pleurales, es previsible que la cifra de casos aumente a lo largo de los próximos meses, cuando se vayan completando las revisiones médicas planificadas.

Las revisiones y estudios se realizan mediante una tomografía axial computarizada de alta resolución (Tacar), una técnica de diagnóstico por la imagen más sensible que la radiografía de tórax y que permite diagnosticar lesiones torácicas de forma precoz.

Con anterioridad el Metro de Barcelona desarrollaba el programa de vigilancia de la salud establecido por las autoridades sanitarias en 2002, para hacer el seguimiento del personal del que se conocía su potencial exposición a materiales con contenidos de amianto, y desde entonces no se ha diagnosticado ningún caso de asbestosis pulmonar, mesotelioma pleural, ni cáncer de pulmón o de mediastino entre las 180 personas participantes.

Más noticias en Política y Sociedad