Público
Público

Ángel Garó Absuelven a Ángel Garó del delito de lesiones a su expareja

El juez considera que el denunciante incurrió en numerosas contradicciones en su declaración, por lo que no puede otorgar credibilidad y solidez a su testimonio.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El humorista Ángel Garó en un imagen de archivo.- EFE

El humorista Ángel Garó ha sido absuelto por el Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga del delito de lesiones que le imputaba la fiscalía malagueña por presuntamente lesionar a su pareja en mayo de 2017 tras una discusión en el domicilio del artista.

El juez considera que el denunciante ha incurrido "en numerosas contradicciones e imprecisiones que no permiten esclarecer ni concretar con claridad lo ocurrido", según la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, que añade que no concurren los requisitos exigidos jurisprudencialmente para conceder plena credibilidad y solidez a su testimonio.

El abogado defensor de Angel Garó, Augusto Pansard Anaya, ha asegurado en un comunicado que en la sentencia se estima que el denunciante introduce una "versión confusa" de los momentos y del lugar donde ocurren los hechos, unido a otras circunstancias "por lo que, se debe absolver al acusado, debiendo ser de aplicación el principio de in dubeo pro reo".

Además se ha tenido en cuenta la declaración del médico forense que consideró durante el juicio que las lesiones de la supuesta víctima " es posible que pudieran provenir tanto de un empujón intencionado como de una caída accidental por las escaleras".

Entiende el magistrado que por la acusación se reseñaron en el juicio circunstancias "sin que estos datos fueran introducidos de este modo y con esta descripción en la declaración que prestó el denunciante en la Comisaría ni en la declaración ante el Juzgado de Instrucción el 25 de mayo de 2017.

Ángel Garó actualmente está participando en el reality show Gran Hermano VIP por lo que para asistir al juicio tuvo que abandonar por unas horas el programa para acudir a la cita judicial, donde fue acompañado por personal de la productora que lo llevaba con unos cascos para no escuchar nada del exterior.

El artista se enfrentaba por parte de la fiscalía malagueña y la acusación particular a una petición de veinte meses de prisión así como dos años de prohibición de aproximación y comunicación con el denunciante.

No obstante, la sentencia no es firme en la medida en que puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Málaga en el plazo de diez días.

El humorista, afincado en Málaga, reconoció en el juicio que el 24 de mayo de 2017 tuvo una discusión con la víctima, pero negó cualquier tipo de forcejeo ni tirarlo por la escalera, como mantuvo el denunciante, que declaró tras un biombo y aseguró que siempre hacía lo mismo, "primero me pegaba y luego me pedía perdón".