Público
Público

AnimaNaturalis Activistas se desnudan en Madrid contra la industria peletera, "responsable cada año de la muerte de millones de animales"

"No se entiende que en pleno siglo XXI, en que hay alternativas a la piel natural con materiales sintéticos de igual calidad, se sigan sacrificando en el mundo 60 millones de animales para vestirnos y más de 32 millones sólo en la Unión Europea".

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Activistas se desnudan en Madrid contra la industria peletera. TWITTER/@AnimaNaturalis

Más de 70 activistas de AnimaNaturalis han participado este domingo en Madrid en una protesta contra la confección de ropa a partir de pieles de animales, en la que 50 miembros de la organización animalista han rociado sus cuerpos desnudos con sangre artificial para denunciar el sufrimiento animal.

Los activistas han permanecido durante una hora tumbados en el suelo en una mañana muy fría en la que muchos transeúntes se han interesado por esta acción de denuncia contra la industria peletera,"responsable cada año de la muerte de millones de animales", ha subrayado a Efe Jaime Posada, coordinador de AnimaNaturalis en Madrid.

"No se entiende que en pleno siglo XXI, en que hay alternativas a la piel natural con materiales sintéticos de igual calidad, se sigan sacrificando en el mundo 60 millones de animales para vestirnos y más de 32 millones sólo en la Unión Europea", ha señalado Posada.

A mediodía y frente a unos grandes almacenes de la calle Preciados, "uno de los puntos de mayor venta de pieles de Madrid", esta acción ha puesto el broche a una campaña que se ha desarrollado también en Barcelona, Zaragoza, Alicante y Valencia y que se repetirá el próximo invierno "para animar a más firmas a abandonar el uso de pieles en sus colecciones", ha asegurado el coordinador.

De momento, conocidas marcas como Versace, Chanel, Prada, Armani, Calvin Klein, Hugo Boss, Ralph Lauren, Furla, Burberry, Michael Kors, Gucci, Donna Karan, el diseñador español Adolfo Domínguez o el francés Jean-Paul Gaultier se han sumado a la iniciativa y la firma italiana Prada comunicó recientemente que lo haría en 2020.

Posada ha recordado que para confeccionar un abrigo de chinchilla "son necesarios 300 animales, que permanecen durante toda su vida expuestos a inclemencias extremas para que su piel sea de mayor calidad, incluso se les arranca en varias ocasiones para que la cambien".

En el caso del zorro, "se sacrifican 40 ejemplares para confeccionar un abrigo, después de sufrir el estrés psicológico de vivir permanentemente en jaulas para terminar muriendo por electrocución anal", ha denunciado.

Durante la protesta, los participantes han permanecido unos encima de otros y rociados con sangre artificial, "como quedan los cuerpos de los animales sin vida una vez les han arrancado su piel", con el objetivo de concienciar a la población de "la crueldad escondida tras la industria peletera".

Para Jaime Posada, "hace tres siglos podría tener sentido la confección de prendas de abrigo con pieles naturales, pero ahora las que se compran vienen en su mayoría de países como China, donde se utilizan incluso perros o gatos".

El coordinador de AnimaNaturalis ha pedido que la legislación española se equipare a la de otros países europeos –como Reino Unido, Italia, Austria, Croacia, Grecia, Chequia, Suecia, Alemania y Holanda, que han prohibido las granjas peleteras– y entienda que "vestir pieles de animales no sólo es ineficiente y anacrónico, sino intensamente cruel con los animales".

Más noticias en Política y Sociedad