Público
Público

#ApuestaPorTuBarrio Manifestación contra las casas de apuestas en Madrid: "Ellos se lucran, la clase obrera se arruina"

Esta convocatoria ha reunido a miles de personas en la calle madrileña de Bravo Murillo, una de las más invadidas por los salones del juego en todo el país. "Ni que se regulen, ni se limiten: que desaparezcan", defienden desde la plataforma contra los salones de apuestas. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 9

Cartel de "Stop las casas de apuestas" durante la manifestación en Bravo Murillo, frente a uno de estos locales situado en el recorrido. / MARÍA DUARTE.

Miles de personas se han reunido este domingo en la que la sido la primera gran movilización contra las casas de apuestas en Madrid, un modelo de negocio que aumenta sin control especialmente en los barrios más humildes, donde las personas precarizadas son las más vulnerables de caer en la ludopatía al verse en situaciones de necesidad económica. La Plataforma Contra las Casas de Apuestas, un conjunto de varias asociaciones que convocaron la manifestación, asegura que esta convocatoria ha marcado "un antes y un después" y afirma que la movilización no parará hasta que "se vayan de nuestros barrios". 

La manifestación, que comenzó a las 12.00, ha sido apoyada en un manifiesto conjunto por más de 168 asociaciones estudiantiles, vecinales, AMPAs, colectivos feministas, organizaciones por el derecho a la vivienda y varias asambleas de distintos barrios como Carabanchel, Tetuán, Usera o Vallecas. Además, otras ciudades del país A Coruña o Sevilla han salido a las calles para reivindicar la prohibición de las casas de apuestas: "La mecha ha prendido", comentan los portavoces de la plataforma. ​

"Lo que queremos es muy sencillo y conciso: ni legislación, ni regulación, queremos la prohibición total de las casas de apuesta en nuestros barrios", reclaman las organizaciones convocantes desde la calle Bravo Murillo, donde tuvo lugar la manifestación como acto simbólico: "Es la calle de toda España que más casas de apuestas tiene, por lo que es el recorrido que más representa toda la problemática".

La movilización no parará "hasta que se vayan de nuestros barrios", aseguran las organizaciones

Así mismo, mucha gente se ha acercado con curiosidad al corrillo de personas reunidas al principio en la Plaza de Cuatro Caminos y al ver que se trataba de una manifestación en contra de los salones de juegos se han sumado: "Hemos visto que hay un montón de gente que está teniendo problemas, sobre todo en los barrios pobres, donde han instalado esta porquería para que la gente se arruine", comenta uno de los asistentes que se sumó a la movilización al verla.

Pancarta de cabecera de la manifestación contra las casas de apuestas en Madrid que recorrió la calle de Bravo Murillo. / MARÍA DUARTE

Por otro lado, durante el recorrido de la calle, los manifestantes se han detenido en cada casa de apuesta que había, casi una decena y unas a menos de cien metros de las otras, con gritos de "Sportium, Codere, aquí no se os quiere", "Ellos ganan, tú siempre pierdes" o "Madrid apuesta por la clase obrera". También se leía en camisetas, bolsos y pegatinas el lema de la convocatoria: "Apuesta por tu barrio".

El portavoz de la plataforma, Adrián Belaire, comenta que estos locales han cerrado durante la manifestación "por miedo" y denuncia que la policía "está protegiéndolas a pesar de que la manifestación esta siendo un acto pacifico".   

"Es una droga, como la heroína en los ochenta"

En esta manifestación han asistido jóvenes en su mayoría, no obstante, también había bastante presencia de familias y personas mayores. Uno los asistentes, que luce la camiseta de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, asegura que tiene muchos motivos para apoyar la movilización: "Estamos defendiendo especialmente a los más jóvenes, en los ochenta fue la droga, pues no les basta, ahora vienen con las casas de apuestas..." 

Pancartas de "Stop casas de apuestas" en frente de uno de estos locales durante la manifestación en Bravo Murillo. / MARÍA DUARTE

En Madrid, los barrios más afectados por la proliferación de estos locales son los de la periferia. Según la Federación Regional de Asociaciones Vecinales madrileñas (FRAVM), en Tetuán hay 61 locales, 73 en el barrio de Carabanchel, 72 en el centro de la ciudad, 63 en Puente de Vallecas y unos 50 en Ciudad Lineal. 

En la capital, además, uno de cada cuatro centros de bachillerato y de Formación Profesional se sitúan junto a un salón de juego, según un estudio realizado por El País en 2018. Una situación que se intentará paliar con una nueva Ley regional de Juego, impulsada por el Gobierno de Madrid, y que obliga a estos locales a situarse a más de cien metros de los centros educativos y endurece las multas por la entrada de menores. No obstante, desde la Plataforma Contra las Casas de Apuestas consideran que esta medida es insuficiente. 

La patronal del juego reacciona a la movilización

Con motivo de la manifestación de este domingo, la patronal del juego privado en España (Cejuego) ha negado en un comunicado que haya un problema de acceso a menores en los salones y ha considerado que "se está creando una alarma social irreal e innecesaria" con este asunto. 

La Comunidad de Madrid "no establece una limitación en cuanto a la apertura de número de locales", señala la patronal del juego

Del mismo modo, en el texto admite que "al no existir una regulación de las distancias de los salones de juego y casas de apuestas, se produce una concentración".  Y precisa que en la Comunidad de Madrid la norma "no establece una limitación en cuanto a la apertura de número de locales ni establece una distancia mínima de apertura entre unos y otros". 

Ni que se regulen ni se limiten: "Que desaparezcan"

Finalmente la manifestación terminó en Tetuán, donde los distintos colectivos se reunieron y lanzaron un comunicado denunciando la forma en la que los salones de juego atraen a las personas: "Empiezan con apuestas pequeñas que suponen un gasto mínimo, pero que cada vez van aumentando más hasta llegar a grandes cantidades de dinero". Una conducta adictiva que se ve reforzada con las aplicaciones de apuestas online, disponibles las "24 horas del día y los 365 días al año".

Así mismo, advierten que el 30.9% de los ludópatas tiene menos de 35 años y que la gran mayoría son hombres, no obstante, cada vez hay más mujeres enganchadas. Por otro lado, recuerdan que "las casas de apuestas atraen a través de la publicidad invadida, del patrocinio de personajes famosos como Carlos Sobera o deportistas como Rafa Nadal". Ante este bombardeo de publicidad, las distintas asociaciones reclaman un "ocio digno para la juventud, alejado del consumismo, como el deporte o la música..."

Más noticias en Política y Sociedad