Público
Público

Ayudas al estudio La Fundación Mutua Madrileña concede 43 becas para jóvenes recién licenciados

Las ayudas están destinadas para licenciados, ingenieros y arquitectos van a a continuar sus estudios de posgrado en el extranjero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua, con los becados de este año / FUNDACIÓN MUTUA MADRILEÑA

La Fundación Mutua Madrileña ha concedido en su decimocuarta convocatoria más de 40 becas para jóvenes españoles. Las ayudas están dirigidas a licenciados o graduados, ingenieros y arquitectos que desean ampliar sus estudios en el extranjero mediante programas de posgrado, máster y doctorado

Los estudiantes seleccionados se irán a partir de septiembre a las mejores universidades del mundo. Los requisitos para participar en la convocatoria consistieron en tener buen expediente académico y ser hijo de mutualistas con al menos 20 años de antigüedad en la compañía. 

Andrea Vicente Valle es una de las beneficiarias de la beca y su objetivo es ejercer de maestra en las Aulas Hospitalarias: "Pasé por los hospitales de La Paz y el 12 de Octubre y me visualicé dando clases a esos niños, fuera de las aulas convencionales. Y me resultó muy gratificante". Para ello se marcha este otoño a la Universidad de Latvia (Letonia) donde podrá realizar un máster de Educación en la Diversidad.

Para obtener la beca se pide un buen expediente y ser hijo de mutualistas con al menos 20 años de antigüedad

El valor de las becas de este año asciende a 800.000 euros y le corresponderá a cada joven una dotación de 12.000 euros anuales por un periodo máximo de dos años, según la Fundación. Con esta esta convocatoria, la empresa ha invertido más de 10 millones de euros que conforman un total de 575 becas para ampliación de estudios en el extranjero.

Otro de los becarios, Miguel Zamorano Tardón, pondrá rumbo a la Universidad de Nueva York (N.Y.U) para realizar un máster de literatura creativa: "Mi destino está en Estados Unidos porque es la cuna de este tipo de programas. Los americanos dicen que los artistas no nacen, se hacen y los escritores también; por eso quería ir allí a toda costa. Creo que, aunque partas de cierto talento, hay que trabajar duro, a diario y ser muy constante para alcanzar tu meta", comenta. 

Así mismo, Alberto Miralles Abete, un estudiante de Ingeniería Biomédica que recibirá una de las 43 becas comenta que ha renunciado a "un doctorado de investigación en Estados Unidos" y a seguir viendo a su novia "para hacer un máster en la Universidad Tecnológica de Delft (Holanda) sobre dispositivos médicos y bioelectrónica", explica. "A mi padre, que es sordo de nacimiento, le pusieron un implante coclear cuando yo tenía 10 años y ver cómo de repente podía oír me impactó mucho (...) Me muero por seguir acumulando experiencias de vida antes de encerrarme en un laboratorio”, asegura.

Más noticias en Política y Sociedad