Público
Público

El Ayuntamiento de Barcelona mediará sobre el 'Banc Expropiat' pero no intervendrá de momento

El propietario del local estudia si pondrá una denuncia. El consistorio asegura que se mantendrá al margen y respetará lo que decidan las partes.

Los vecinos han confirmado que el local lleva mínimo un año vacío. / EUROPA PRESS

EUROPA PRESS

BARCELONA.— El concejal de distrito de Gràcia, Eloi Badia, ha asegurado que el Ayuntamiento de Barcelona esperará a ver cómo evoluciona el conflicto de la nueva ocupación de una oficina bancaria en el mismo barrio. Su papel será el de mediador para conseguir que se resuelva "de la mejor manera posible".

Baldia ha matizado que la legalidad es muy clara y que al Ayuntamiento no le corresponde "hacer de juez" ante esta nueva ocupación de otro "Banc Expropiat", sino que debe ser un magistrado de verdad quien actúe en caso de que el propietario denuncie los hechos, algo que todavía no se ha producido.

También ha afirmado que la principal preocupación del consistorio en estos momentos es garantizar la normalidad en las fiestas de Gràcia aunque para ello, ha explicado, no prevé aumentar el número de operativos policiales destinados en el barrio.

"Si el lugar se consolida, el Ayuntamiento velará para que haya plena convivencia en el espacio público".

"Si el lugar se consolida, el Ayuntamiento velará para que haya plena convivencia en el espacio público", ha dicho, y ha destacado la importancia del diálogo para solucionar el conflicto. Eso sí, deja claro que el gobierno municipal no tiene intención de iniciar ninguna acción hasta que se aclare la situación del local.

La nueva ocupación

Uno de los okupas ha entrado en el nuevo local sobre las 12.30 de este jueves después de que un representante de la inmobiliaria que administra la finca haya llamado a un cerrajero para cambiar la cerradura.  Aunque ha escogido un momento del día en el que el lugar estaba vacío, finalmente no lo ha podido hacer porque faltaba el requerimiento judicial.

Unas 15 personas han llegado justo después y han esperado enfrente del local hasta que el representante de la empresa se ha alejado para hablar con una patrulla de Mossos d'Esquadra. Ahí es cuando ha entrado uno de los miembros del colectivo.

El representante de la inmobiliaria había acudido hacia las 9 de la mañana con un cliente para comprobar si se había cambiado una de las cerraduras y ha llamado a un especialista aprovechando que dentro no había nadie. 

El nuevo "Banc Expropiat" tiene unos 160 metros cuadrados, pertenece a un propietario privado que estudia en estos momentos si interpone denuncia. Los vecinos han confirmado que lleva mínimo un año vacío.

Más noticias de Política y Sociedad