Público
Público

Un Ayuntamiento barcelonés se disculpa por una actividad para jóvenes que incluía contenidos de carácter sexual

La "gincana" organizada el pasado 22 de julio en Vilassar de Mar para personas de entre doce y treinta años de edad contemplaba pruebas sobre el uso del condón y que reproducían órganos genitales.

5/8/22 Extracto del folleto de las actividade de Juliol Jove
Extracto del folleto de las actividade de Juliol Jove. EP

La concejal de Juventud del Ayuntamiento de Vilassar de Mar (Barcelona), Montse Gual, ha pedido este viernes disculpas por no haber explicado a los padres de menores de edad las pruebas de una gincana para jóvenes de entre doce y treinta años que incluía contenidos sexuales y que se celebró el pasado 22 de julio. El Ayuntamiento está gobernado por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Gual ha explicado en rueda de prensa que el Ayuntamiento evaluará las pruebas, y ha subrayado que fue "un error" no informar a los padres sobre el contenido de las mismas para que pudieran decidir si apuntaban a sus hijos a la actividad. También atribuyó los hechos a un "error de comunicación" y
se comprometió a que su departamento mejore en ese aspecto y en transparencia, pero defendió que se debe dar información a los jóvenes sobre relaciones sexuales y afectivas.  

La concejal ha asegurado que en todas las actividad del Juliol Jove, como se denominó la gincana, la Concejalía de Juventud había realizado encuestas a los participantes para valorar si se habían logrado los objetivos marcados con respecto al plan de juventud local, y subrayó que si la estrategia no había funcionado correctamente, el Gobierno municipal valoraría si la modifica o la redefine.

Gual también indicó que pese a contar con los permisos necesarios, el Ayuntamiento ha borrado la publicación que hizo de la gincana en redes sociales, y defendió que las pruebas no solo eran para concienciar sobre educación sexual y afectiva, sino también sobre el consumo de drogas y alcohol.

La concejala explicó en la gincana había pruebas como maquillar, jugar al trivial con preguntas sobre los efectos de las drogas y el alcohol, realizar pedagogía sobe el uso del condón y otras pruebas en las que se reproducían órganos genitales.

Gual reconoció que una madre había trasladado sus quejas al consistorio por la falta de comunicación sobre el contenido de las pruebas, pero dijo desconocer si otros padres se plantean interponer algún tipo de denuncia. 

Según la responsable de Juventud de Vilassar de Mar, las pruebas estaban adaptadas a las diferentes edades de la actividad, y los grupos que se formaron eran homogéneos con respecto a la edad de sus participantes. Sin embargo, admitió que dos de ellos declinaron participar en alguna de las pruebas.

Gual se reconoció sorprendida por la polémica y destacó que otros Ayuntamientos han organizado actividades similares, y que el departamento técnico municipal había avalado el programa basándose en información de otras localidades.

Más noticias