Público
Público

Badalona prevé inaugurar en 2024 el eterno macroproyecto urbanístico con canal incluido en el barrio del Gorg

El principal freno que queda es el convenio con Adif que debe permitir elevar las vías del tren y se firmará este primer trimestre del año.

Barrio del Gorg de Badalona
Barrio del Gorg de Badalona. MONTSE L. CUCARELLA

Tiene que ser la nueva centralidad de Badalona. Un canal navegable de 360 metros con 2.700 nuevas viviendas a ambos lados que debe transformar definitivamente el barrio del Gorg de la cuarta ciudad de Catalunya. Se proyectó en 2003 como la segunda fase de la construcción del puerto badalonés. Y 20 años después, los badaloneses siguen esperando. Es de aquellos proyectos eternos que, pese a las dudas que ha generado con el paso del tiempo, el Ayuntamiento de Badalona confía en que se convierta en un nuevo polo de atracción para la ciudad. Y ahora el canal del Gorg tiene nueva fecha de inauguración: el verano de 2024, un año después de las últimas previsiones.

El principal obstáculo que queda para materializar esta obra faraónica es la desviación de las vías del tren que deben permitir el paso del agua entre el puerto y la Rambla del Gorg. Es la parte más costosa del proyecto, 8,2 millones de euros que aporta Marina Badalona -sociedad participada por el Ayuntamiento y la Generalitat- y que ha costado mucho que lleguen. Pero no sólo es un tropiezo económico, también es burocrático. La obra depende de un convenio que Badalona debe firmar con ADIF. El exalcalde Xavier Garcia Albiol anunció el pasado año que se firmaría en verano. Ahora, hace pocos días que la Ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, aseguró en una visita a Badalona que esta firma llegará en el primer trimestre de 2022.

El principal obstáculo que queda para materializar esta obra faraónica es la desviación de las vías del tren

"Estoy en conversaciones con la ministra desde el primer día que fui investido alcalde", dice el socialista Rubén Guijarro que recuperó la alcaldía para el PSC el pasado 8 de noviembre. Guijarro no quiere hacer referencia a los retrasos y anuncios hechos por sus predecesores pero sí insiste en que el canal del Gorg es "una zona de transformación para la ciudad que se convertirá en una nueva centralidad y que pasará a ser un lugar de referencia metropolitano".

Unas declaraciones que los vecinos del Gorg llevan muchos años escuchando. "Todos estos anuncios los tomamos con alegría pero también con inquietud e incertidumbre porque llevamos mucho tiempo esperando", afirma Teresa Vinuesa, presidenta de la Asociación de Vecinos del Gorg. "Siempre nos han dicho que esto será lo mejor de Badalona y tenemos la esperanza de que sea un lugar emblemático pero nosotros sólo queremos que se acabe ya", añade Vinuesa.

Agua en los primeros 250 metros

Mientras la construcción del viaducto para las vías del tren no se desatasca, el canal empezará a tomar forma por el lado más cercano a la ciudad. Marina Badalona ha puesto a licitación los trabajos de adecuación de los primeros 250 metros de canal. Unas obras que permitirán excavar los dos metros de profundidad que tendrá el canal para empezar a dejar pasar agua.

Con un presupuesto de 2,6 millones de euros, esta obra tiene un plazo de ejecución de nueve meses. Después de esto es cuando se prevé que se inicie la parte más complicada: la construcción del viaducto. Para ello, primero deberá instalarse una plataforma que permita la desviación de las vías para que pueda seguir circulando el tren. Esta plataforma, de 1.100 metros, estará lista en cuatro o cinco meses. Tiempo que habrá que sumar a los 14 meses previstos para

"Requiere una inversión muy importante, siempre ha sido la parte del proyecto más compleja, tanto en los trámites como en el impacto que tendrá", añade Sanz

Construir el viaducto y realizar el trazado definitivo de las vías de Renfe.
"El viaducto, de 180 metros, pasará por encima del canal y permitirá la apertura de la calle Ponent y mejorar la accesibilidad del frente marítimo", detalla Imanol Sanz, gerente de Marina Badalona. Precisamente para la mejora de la movilidad de la zona, el presupuesto global del proyecto se ha incrementado. El gobierno municipal ha incluido en el presupuesto para 2022 -que se llevará a aprobación en pocos días- una partida de 3,8 millones de euros. Esto se sumará a los 8,2 millones que costará el viaducto y que financiará Marina Badalona. "Requiere una inversión muy importante, siempre ha sido la parte del proyecto más compleja, tanto en los trámites como en el impacto que tendrá", añade Sanz. El presupuesto total del canal suma ya 15 millones de euros, cinco más de lo previsto.

El cambio que va a experimentar la zona es mayúsculo. "Se pone en duda si hay que tener tantos pisos nuevos, pero mucho mejor eso que lo que teníamos antes, que eran solares abandonados con ratas y suciedad", recuerda Vinuesa, de la Associació de Veïns del Gorg. "Los vecinos han aguantado mucho", reconoce Rubén Guijarro, "debemos agradecerles la paciencia que han tenido todos estos años".

El hotel del puerto, en abril

Para financiar las obras en la vía del tren, Marina Badalona vendió un terreno del puerto para construir un hotel. El complejo ya está hecho pero la pandemia ha provocado que Sallés Hotels, la empresa encargada de la explotación, retrase un año su apertura. La próxima fecha prevista es el mes de abril de 2022.

"La apertura del hotel es fundamental, no sólo para el puerto sino para el turismo de Badalona y para la ciudad en general", dice el gerente de Marina Badalona. El hotel, de 15 plantas y 189 habitaciones, "debe ser un polo de desarrollo socioeconómico de Badalona y su entorno", asegura Imanol Sanz. Y es que para los responsables del puerto, este hotel "no debe ser sólo para el verano, que también, sino una referencia durante todo el año para el sector sanitario y empresarial".

Uno de los debates que también ha generado polémica en los últimos años es qué uso debe tener el puerto. Que incluya ocio nocturno está totalmente descartado pero "con el hotel en marcha debemos poder potenciar la zona de restauración y convertirlo en una zona de recreo", dice Rubén Guijarro. Para el alcalde, "hay que dinamizar el puerto deportivo y crear un polo de atracción para la industria náutica".

Más noticias