Público
Público

Barcelona incorpora 17 radares de punto fijo para reducir la siniestralidad

Doce se sitúan en entornos escolares y los otros cinco, en puntos considerados de riesgo. El objetivo: consolidar como velocidad prioritaria los 30 km/h en la ciudad.

Un panel indicador de baja velocidad por proximidad a una escuela.
Un panel indicador de baja velocidad por proximidad a una escuela. Ajuntament de Barcelona

La seguridad vial es clave en cualquier ciudad que se precie. De la ordenación del tráfico depende que tanto vehículos como viandantes circulen por las calles con tranquilidad, de ahí que regular la velocidad de los tramos más transitados sea una medida a tener en cuenta.

El exceso de velocidad es uno de los factores que más influyen como causa indirecta de accidentes en la ciudad

En ese sentido, Barcelona cuenta con una estrategia municipal que busca consolidar como velocidad prioritaria los 30 km/h en toda la ciudad, estrategia cuyo nuevo paso ha sido incorporar 17 radares de punto fijo. Doce de ellos se ubican en entornos escolares y los otros cinco, en puntos considerados de riesgo. El objetivo final no es otro que reducir drásticamente los índices de siniestralidad.

Tres fases clave

El exceso de velocidad es uno de los factores que más influyen como causa indirecta de accidentes en la ciudad. Por ello con el fin de garantizar el cumplimiento de los límites de velocidad y reducir las conductas de riesgo, se ha desplegado un sistema de control automático mediante una red de radares en el interior de la capital catalana, en respuesta a los objetivos que marcan el Plan de movilidad urbana (PMU) 2024 y el Plan local de seguridad vial de Barcelona 2019-2022.

En septiembre los radares estarán en fase pedagógica y de octubre a diciembre, en fase informativa. A principios de 2023 se empezará a sancionar.

Se trata asimismo de un proyecto liderado por un grupo de trabajo integrado por la dirección de Movilidad, la Guardia Urbana de Barcelona y Model Urbà, quienes han determinado la ubicación de los nuevos radares.

Ahora en septiembre, estos se hallarán en servicio en fase pedagógica. Entre octubre y diciembre, funcionarán en fase informativa, lo que significa que aquellos que infrinjan la normativa recibirán sendos avisos. Finalmente, a principios de 2023, se les empezará a sancionar.

La zona 30km/h de la calle Creu Coberta.
La zona 30km/h de la calle Creu Coberta. Ajuntament de Barcelona

Dónde se sitúan los nuevos radares de Barcelona

Doce de ellos en entornos escolares, dentro del programa "Protegemos las escuelas", que permitirán una velocidad máxima de 30 km/h:​

  • C/ Numància (entre Anglesola y Deu i Mata) - Escuelas Ítaca y Anglesola

    C/ Aragó (entre Bruc y Passeig de Gràcia) - Escuelas Lestonnac y Escolàpies Llúria.

  • C/ Mallorca (entre Nàpols y Roger de Flor) - Escuela Dominiques

    C/ Mallorca (entre Muntanya y Fontova) - Escuela Dovella

    Trav. Gràcia (entre Aribau y Alfons XII) - Escuela Infant Jesús

    C/ Indústria (entre Sant Quintí y Conca) - Escuela Miralletes e Instituto Moisès Broggi

    C/ Sant Antoni Maria Claret (entre Trinxant y Guinardó) - Escuela Antoni Balmanya

  • C/ Balmes (entre Marià Cubí y Travessera de Gràcia) - Escuela Pia

  • C/ Balmes (entre Francolí y Santjoanistes) - Escuela Poeta Foix

  • C/ Entença (entre Provença y Rosselló) - Escuelas Xirinacs y Entença

  • C/ Cerdenya (entre Taxdirt y Travessera de Gràcia) - Escuela de las Aigües

  • C/ Muntaner (entre Còrsega y Rosselló) - Escuela Sant Miquel

Los otros cinco, que permitirán una velocidad máxima de 50 km/h, se sitúan en:

  • C/ Aragón (entre Comte d’Urgell y Casanovas)

  • Gran Via de les Corts Catalanes (a la altura de Sant Roc – Sant Germà)

  • Av. Diagonal (entre Pl. Pius XII y el Palacio de Pedralbes)

  • Av. Diagonal (a la altura de Numància)

  • Passeig Bonanova (a la altura del n.º 70)

Más noticias