Público
Público

Botellones Barcelona Más de 16.000 personas han sido desalojadas este fin de semana en Barcelona por hacer botellón

La Guardia Urbana y los Mossos también han inspeccionado y cerrado tres locales por incumplir el horario de apertura, permitido hasta las 23.00 horas, a los que se les han levantado tres actas administrativas.

15/05/2021. Varios jóvenes recogen sus pertenencias en la playa de la Barceloneta mientras la Policía desaloja la zona, este sábado en Barcelona. - EFE
Varios jóvenes recogen sus pertenencias en la playa de la Barceloneta mientras la Policía desaloja la zona, este sábado en Barcelona. Marta Pérez / EFE

Las concentraciones multitudinarias y los botellones han vuelto a las calles de Barcelona en el segundo fin de semana desde que decayese el estado de alarma, el pasado 9 de mayo, en un momento en el que todos los indicadores epidemiológicos apuntan a que la pandemia sigue a la baja en Catalunya.

La Guardia Urbana de Barcelona, en actuaciones conjuntas con los Mossos d'Esquadra, ha desalojado entre la noche del sábado y madrugada del domingo a 9.055 personas (desde las 22.00 hasta las 6.00 horas) por formar aglomeraciones en espacios públicos de la ciudad, según han informado fuentes municipales a Europa Press.

La playa de Sant Miquel ha sido "el punto de máxima concentración", donde se han desalojado 2.000 personas y se las ha redireccionado hacia el paseo Joan de Borbó por el lado del mar, para evitar que accedieran de nuevo a las calles de la Barceloneta y evitar ruidos vecinales. Además, el paseo del Born y el de Lluís Companys han sido otros dos espacios de concentración masiva de personas que incumplían las medidas de seguridad, que "han sido desalojados sin incidentes".

Urbana y Mossos también han inspeccionado y cerrado tres locales por incumplir el horario de apertura, permitido hasta las 23.00 horas, y han se han levantado tres actas administrativas.

Como en las anteriores noches desde que finalizara el estado de alarma, muchas de las personas congregadas no han respetado las medidas de seguridad y sanitarias, como el uso de la mascarilla o el mantener la distancia social.

Las personas fueron desalojadas y no se produjeron enfrentamientos con los agentes

En declaraciones a los medios, el intendente mayor de la Guardia Urbana, Ricardo Salas, ha explicado que la situación de la noche del sábado ha sido similar a la del viernes, en la que las personas han sido dispersadas, pero sin que se hayan producido momentos de "tensión" o de "riesgo".

Salas ha recordado que las personas pueden salir a la calle, puesto que ya no hay ni toque de queda nocturno ni limitación de la movilidad, pero ha insistido en que se deben cumplir las medidas sanitarias.

El viernes fueron desalojadas 7.180 personas

Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana desalojaron también desalojaron este viernes a unas 7.180 personas en el marco de un dispositivo especial que se inició a las 20:00, sobre todo en puntos como las playas de la capital catalana, el Born o el Paseo Lluís Companys.

El quinto teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, afirmó que la Guardia Urbana ha actuado con "serenidad" y que se han impuesto las primeras sanciones por actitudes que han resultado "abusivas" en determinadas personas, aunque no ha precisado el número de multas.

Por su parte, la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm) ha manifestado su "impotencia e indignación" por el hecho de que se mantenga el cierre de los locales nocturnos y el límite horario de los restaurantes hasta las 23:00 horas al tiempo que los "botellones y las fiestas ilegales siguen al alza" en Catalunya.

Para Fecasarm, la solución pasa por ampliar la oferta de la restauración hasta la una de la noche y por abrir el ocio nocturno progresivamente hasta las cuatro o cinco de la madrugada.

Mientras tanto, prosigue la vacunación y, hasta este sábado, un total de 2.416.081 catalanes ya han recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid-19, lo que supone el 36,3% de la población mayor de 16 años.

Los catalanes con la pauta completa de vacunación se elevan a 1.138.611, que son los que han recibido la vacuna de Janssen (monodosis), los que tienen dos pinchazos de Pfizer, Moderna o AstraZeneca y los menores de 66 años que han pasado la covid-19 y a los que solo se les inyecta una dosis, según el protocolo.

Más noticias