Público
Público

Cabalgata de Reyes El gobierno de PP-C's en Zaragoza recula de nuevo, ahora con la cabalgata de Reyes

El equipo de Gobierno de Jorge Azcón mezcla a las compañías de teatro rechazadas para la cabalgata de Reyes con las que coordina Hacedor de Proyectos para, tras un conflicto que inició argumentando ventajas económicas, organizar un espectáculo cuyo coste desconoce.

El equipo de gobierno PP-C’s quiere recuperar los personajes tradicionales en la cabalgata de Reyes, aunque el coste del proyecto es ahora mismo desconocido./ Ayuntamiento de Zaragoza

El equipo PP-C's de Jorge Azcón que desde junio gobierna el Ayuntamiento de Zaragoza bajo la supervisión de Vox ha confirmado su tendencia a pisar charcos para salir de ellos reculando: la pintoresca solución a polémica desatada en torno a la cabalgata de Reyes en la que un conflicto iniciado bajo el argumento del ahorro económico va a tener una solución cuyo coste se desconoce, se unió este martes al patinazo con los carteles de la campaña contra la violencia machista en los pilares, que acabaron siendo retirados, y al recorte en las obras de mejora en colegios y zonas infantiles por la vía de mutilar los presupuestos participativos, solventada en principio con el anuncio de su programación para el 2020, aunque con una dotación menor (1,6 por 1,8 millones). 

Las tres rectificaciones tienen varios elementos en común: se concentran en un escaso periodo de apenas dos meses, han llegado de manera celérica tras la presión ejercida por los tres grupos de la oposición de izquierdas en el consistorio (PSOE, Zaragoza en Común y Podemos-Equo) y por los afectados (organizaciones feministas, ampas y grupos teatrales) y tienen como protagonistas a concejales de Ciudadanos: Marifé Antoñanzas, Javier Rodrigo y la vicealcaldesa Sara Fernández, por orden cronológico.  

Los naranjas, socios minoritarios del PP tras forzar la dirección estatal de C's su pacto con los conservadores, cuando tanto el grupo municipal como la dirección autonómica eran partidarios de cerrar un acuerdo con el PSOE de Pilar Alegría que estaba más que hilvanado la víspera de la investidura, está sufriendo el grueso de un desgaste que lleva camino de arreciar con el polémico proyecto de ceder 75 años La Romareda al Real Zaragoza, que recae en Urbanismo, negociado de Víctor Serrano, tras conocerse que la compañía deportiva no paga al consistorio las deudas de su convenio de acreedores. 

El mundo del teatro se moviliza

La decisión de rescindir el contrato firmado en junio por la empresa municipal Zaragoza Cultural con K de Calle para organizar la cabalgata, cuyo presupuesto superó ligeramente los 200.000 euros el pasado enero, para dárselo a Hacedor de Proyectos, presentaba algunos inconvenientes; el principal de ellos, de carácter, cuando menos, estético: la empresa había trabajado en el programa del actual alcalde y organizado un acto de precampaña, tal y como desveló Público, y su responsable, Toño Monzón, es amigo del actual gerente de Zaragoza Cultural, David Lozano, con quien ha trabajado en al menos un proyecto. 

Tras decidir la rescisión del acuerdo anterior con base en un informe de la Intervención que lo considerada "nulo de pleno derecho" por haberlo firmado un concejal del equipo saliente a ocho días de la investidura, Zaragoza Cultural, que ya había convocado días antes a las dos compañías y a una tercera para el mismo día de la fecha de ese dictamen, se inclinó por la propuesta de Hacedor de Proyectos por su menor presupuesto (182.870 euros), aunque con "el compromiso de incorporar elementos renovadores que la distancien de la cabalgata original en la que inspira" cuyo coste se desconoce. De los cuatro técnicos que valoraron las ofertas, dos se inclinaron por cada propuesta. 

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández (C’s), observa cómo el alcalde Jorge Azcón (PP) firma un documento. / Ayuntamiento de zaragoza

La decisión provocó una tormenta en la política municipal y la movilización de la mayoría de la veintena de compañías que como consecuencia de ella quedaban fuera de la cabalgata, varias de las cuales, como K de Calle, comunicaron al equipo de gobierno su decisión de llevar el asunto a los tribunales.

¿Cuánto costará la cabalgata?

La nueva rectificación del equipo de gobierno PP-C's llegó este martes con el anuncio de Fernández: "estamos trabajando en la integración del mayor número de compañías artísticas posible en este proyecto", anunció la vicealcaldesa, que admitió que esa negociación afecta también a la eventual participación de K de Calle en la dirección artística del evento, al que se refirió como "el mayor espectáculo de teatro que se hace en la calle en la ciudad". 

La vicealcaldesa admitió que esa negociación afecta a la participación de K de Calle

Otra cosa es que, aparentemente salvada la crisis política e institucional, o al menos su primer asalto, a la ciudad vaya a salirle más barata la cabalgata de este año, el principal argumento esgrimido por Fernández en sus intervenciones junto con la idea de que el desfile "se tiene que trasladar el mundo de los cuentos de esa noche mágica de princesas y príncipes". 

El proyecto de Hacedor preveía movilizar a 56 actores, más 122 de otras compañías para las que, con una cifra previsiblemente mayor, tendrán preferencia las de K de Calle, cuyo proyecto rondaba los 200 actores. Esa integración, según fuentes municipales, y con un "modelo de contratos por definir" en palabras de la vicealcaldesa, tiraría al alza de un coste final al que hay que añadirle el pago a la primera compañía por los gastos efectuados antes de la rescisión. "No sabemos las cifras definitivas", admitió Fernández, que anotó que "la intención" es que el precio no se dispare. 

Michel Modrón, de K de Calle, confirmó la existencia de "un principio de acuerdo" para integrar a las compañías que, en principio, iban a verse apartadas del desfile. "Estamos hablando para ver cómo integramos el trabajo en el proyecto que hemos elegido", anotó Fernández, que añadió, en referencia a las compañías, que "nos hemos sentado con ellos y hay buena predisposición".