Público
Público

Cabra montés La Justicia anula la matanza "a tiros" de 2.700 cabras  en la Sierra de Guadarrama

El motivo que da el Tribunal es un defecto en el procedimiento relativo a la falta de información pública del Plan de Gestión de la Cabra Montés. Desestima así la propuesta de PACMA de realizar controles éticos que respeten a los animales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El TSJM anula el Plan de Gestión de la cabra montés en la Sierra de Guadarrama. EP

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado el Plan de Gestión de la Cabra Montés en la Sierra de Guadarrama, aprobado en septiembre de 2016 por el Gobierno de Cristina Cifuentes, por el que se pretendía matar "a tiros" a 2.700 cabras. PACMA interpuso entonces un recurso en contra de esta medida y criticó que el método de control poblacional implicara la muerte de animales. Por ello, instó a las autoridades a poner en marcha métodos de control éticos y compatibles con los derechos de los animales. 

Un juzgado de Madrid suspendió cautelarmente este plan hasta que se resolvieran las denuncias presentadas por PACMA. Ahora, tres años más tarde, el fallo del tribunal anula este plan, pero no por cuestiones de fondo, sino de forma: la sentencia concluye que el Patronato del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama aprobó este programa sin realizar los trámites obligatorios de información pública. De esta forma, la sala desoye el informe que en el que el partido animalista proponía métodos de control ético de poblaciones de animales silvestres que evitaran la matanza de las cabras. 

Los magistrados entienden que la demandada ha incurrido en el procedimiento de elaboración y aprobación en "causa de nulidad de pleno Derecho" por haberse prescindido del trámite de información pública, con "vulneración del derecho de la parte actora a la participación pública en materia ambiental".

Desde la Fundación Artemisan se celebra este pronunciamiento judicial, y anima a la Comunidad de Madrid a que presente un nuevo Plan de Gestión con carácter urgente con el fin de evitar futuros desastres medioambientales como el vivido en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. De este modo, recalca que el control de las poblaciones de Cabra Montés es absolutamente necesario como se ha demostrado a lo largo de este procedimiento judicial.

El Partido Animalista ha insistido en la necesidad de poner en marcha sistemas de control que no impliquen la muerte de los animales. "Es posible facilitar la expansión natural y dispersión de las cabras, el empleo de métodos anticonceptivos, el traslado de los animales a hábitats similares o el respeto y la protección de las poblaciones de depredadores como los lobos", ha señalado la formación. 

Más noticias en Política y Sociedad