Público
Público

Día del Orgullo La campaña de Correos en homenaje al Orgullo contra la que cargó Abascal por su coste apenas superó los 10.000 euros y ya ha dado beneficios

Las ventas del sello arcoíris y del pack Orgullo –"un éxito", afirman desde Correos– superan ya los 16.000 euros y compensan con creces los gastos de la campaña. "En las primeras 24 horas fue recuperado el total de la inversión mediante la venta de sellos", confirman desde la empresa pública.

Sello LGTBI
Este es el primer sello LGTBI publicado por Correos. (EFE)

El Día del Orgullo LGTBI se celebra el próximo 28 de junio, aunque este año de una forma virtual por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Ni tan siquiera eso va a impedir que esta fiesta por los derechos de los homosexuales sea una gran celebración con multitud de actos y homenajes. Uno de estos homenajes es el de la compañía pública Correos, que a finales de la semana pasada puso en circulación un sello conmemorativo con los colores de la bandera LGTBI que lleva un recuerdo del Pasaje Begoña, una calle en Torremolinos considerada el Stonewall español y cuyos locales se convirtieron durante el franquismo en un lugar de refugio para la comunidad LGTBI. En 2019 este lugar fue declarado Lugar de Memoria Histórica y cuna de los Derechos y Libertades LGTBI.

Además, Correos también ha sacado a la venta el denominado Pack Orgullo, que incluye el sello, una bandera, una postal prepagada y un abanico cuyo diseño combina el arcoíris con la famosa cornamusa de Correos. Y asimismo, también ha rotulado su oficina en el barrio de Chueca en Madrid, otros nueve buzones también en este barrio madrileña y cinco furgonetas de reparto que hacen la ruta por Chueca y alrededores. 

"Conscientes de que este año el día del Orgullo será diferente, con menos gente en la calle y menos fiestas, la empresa pública ha querido poner su grano de arena para poder celebrarlo en las nuevas circunstancias", explicó Correos en un comunicado el pasado viernes. Hasta ahí todo era normal. Sin embargo ese mismo viernes Santiago Abascal, presidente de Vox, abrió la espita de la polémica con un incendiario tuit en el que bajo la afirmación "No hay dinero para respiradores, ni para ERTEs. ¡Gobierno criminal!" publicaba una foto de una furgoneta de reparto de correos con los colores de la bandera gay, dando a entender así que el Gobierno despilfarra el dinero en lugar de invertirlo en otras prioridades más acuciantes. 

Ese tuit de Abascal tuvo numerosas réplicas en las redes sociales y la polémica creció como una bola de nieve. Ante la magnitud que estaba tomando el asunto y sin querer entrar en la polémica –"En Correos no vamos a hacer ninguna valoración", han dicho fuentes de la empresa a Público–, la compañía ha revelado el coste de la campaña del Orgullo: en total, 10.351 más el 21% IVA correspondiente.

Los gastos se desglosan de la siguiente manera: se rotularon nueve buzones de los casi 14.000 que hay en toda España con un coste de 164 euros más IVA por buzón. Hacer lo propio con cada una de las cinco furgonetas costó 1.275 euros más IVA y rotular la oficina del barrio de Chueca costó 2.500 euros más IVA. "No quisimos hacer una gran campaña y nos hemos ceñido al barrio de Chueca y alrededores", explican desde Correos.

Además, los costes parecen muy asumibles para una empresa que en el año 2019 facturó 2.500 millones de euros y obtuvo unos beneficios de 14,8 millones de euros. Y no sólo eso: las ventas del sello arcoíris y del pack Orgullo –"un éxito", afirman desde Correos– han compensado con creces los gastos de la campaña. "En las primeras 24 horas fue recuperado el total de la inversión mediante la venta de sellos", recuerdan desde la compañía pública. 

El lunes a mediodía los ingresos totales por ventas ya habían superado los 16.000 euros, en concreto habían alcanzado los 16.174 euros: se han vendido ya 12.874 sellos a un euro por unidad, a lo que hay que sumar la venta a través de la web de 300 packs del Orgullo cuyo precio es de 12 euros; otros 3.600 euros.  

Más noticias de Política y Sociedad