Público
Público

Casas de apuestas Los vecinos de Carabanchel plantan cara a las casas de apuestas: "No es un juego"

Diez organizaciones del barrio, apoyadas por decenas de vecinos, han tomado las calles para manifestarse en contra de un negocio en auge que, aseguran, ha ocasionado "graves efectos negativos" para los ciudadanos.

Publicidad
Media: 5
Votos: 9

Imagen de archivo | EFE

En los últimos cuatro años, las casas de apuestas han crecido como una plaga en la Comunidad de Madrid. Los salones de juego han pasado de 257 negocios a 385. Un auge que azota con fuerza al madrileño distrito de Carabanchel que, con 73 establecimientos distribuidos por sus calles, le sitúa en el puesto número uno del ranking de distritos madrileños con más establecimientos de juegos de azar.

Los vecinos están hartos. Por ello, este viernes han tomado las calles para decir "basta" a las casas de apuestas. Un negocio que, denuncian, ha ocasionado "graves efectos negativos" para los ciudadanos. "El auge de las casas de apuestas parece imparable. Cada vez más los casos de ludópatas. Incluso a los menores, que por Ley no pueden entrar en este tipo de establecimientos, se les incita a participar", aseguran desde el Colectivo Noviolencia. 

Durante la ruta, impulsada por diez organizaciones del barrio bajo la consigna 'Apostar no es un juego', se han exigido "medidas urgentes para frenar la ludopatía", un problema que, aseguran, "afecta especialmente en los barrios más desfavorecidos". Un juego que es un negocio para unos pocos, pero que supone la ruina para muchos. "En España, 'esos pocos' se embolsaron cerca de 10.000 millones de euros de beneficio el pasado año, de los cuales 4.500 millones provenían de locales de juego y tragaperras", denuncian los organizadores. 

Convocatoria de la manifestación.

"Pedimos a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento que tomen las medidas necesarias para detener esta proliferación, limitando la apertura de este tipo de locales y alejándolos de sitios vulnerables como colegios e institutos. Tenemos que hacer algo antes de que sea tarde", sentencian desde el AMPA del CEIP Miguel Servet. 

Una petición no en vano si se tiene en cuenta que muchas de estas casas de apuestas han establecido sus locales en las inmediaciones de centros educativos y áreas de reunión social. Su objetivo es claro: captar a un público joven que, impactado por una publicidad altamente invasiva, se ha obsesionado por las ganancias rápidas. "En Madrid son más de 100 los centros educativos que tienen al menos un negocio de juego a menos de 150 metros de distancia", aseguran.

Están en cada esquina, en cada calle. Las casas de apuestas monopolizan los barrios y sus víctimas están enganchadas a un juego imposible de ganar. "La ludopatía mata y destroza familias. Estos negocios empobrecen los barrios, enferman a las personas y fomentan el deterioro cultura", lamentan desde la organización. 

Solo en la Comunidad de Madrid, el registro de jugadores vetados por problemas de adicción aumentó un 30%. Desde la organización, denuncian que "el colectivo de consumidores que más creció corresponde al de jóvenes entre 18 y 25 años". Según un estudio realizado por la Universidad Internacional de València, el 44% de las personas que se iniciaron en el juego con menos de 18 años desarrollaron juego patológico. 

"Exigimos que se tomen las medidas urgentes"

Este jueves, la Asamblea regional de la Comunidad de Madrid prohibió la emisión de publicidad relacionada con las apuestas en los medios de titularidad pública. Una lucha contra la adicción que ha empezado a hacer mella , pero que no es suficiente: solo en 2017 se emitieron 2,7 millones de anuncios de juego online.

Solo en 2017 se emitieron 2,7 millones de anuncios de juego online

"Exigimos que se tomen las medidas urgentes por parte de las autoridades políticas, educativas y sanitarias para detener este grave problema de Salud Pública, empezando por toda publicidad relativa al juego". Así lo han puesto de manifiesto los vecinos y asociaciones que este viernes han salido a las calles en busca de soluciones: "No queremos locales de juego en nuestros barrios y no vamos a parar hasta conseguirlo". 

Más noticias en Política y Sociedad