Público
Público

Casas de apuestas Vecinos y partidos de izquierdas se alían para frenar el aumento de locales de apuestas en los barrios más vulnerables de Madrid

La asociación de vecinos de Madrid y los partidos de izquierdas firman un compromiso para impulsar una Ley Integral del Juego que controle la proliferación de locales de apuestas en los barrios y municipios más desfavorecidos.

Emilio Delgado (Más Madrid), Isabel Serra (Unidas Podemos), Enrique Villalobos (presidente de la FRAVM) y José Manuel Rodríguez Uribes (PSOE) firman un acuerdo para controlar la actividad de las casas de apuestas en Madrid. / FRAVM

Evitar el crecimiento abusivo de los locales de juego y apuestas, sobre todo en los barrios más deprimidos de Madrid, es una vieja aspiración de los colectivos vecinales y de ayuda a las víctimas de la ludopatía, que se muestran esperanzados ante una futura reforma legal que controle la actividad de estos establecimientos y ponga freno a los perjuicios que ocasionan a la población más vulnerable.

Esta aspiración puede estar más cerca si en la próxima legislatura prospera un compromiso firmado entre la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y los partidos de izquierdas para tramitar una Ley Integral del Juego en la Comunidad de Madrid, que vele por los derechos de las personas más desprotegidas.

Tanto el PP como Ciudadanos estaban convocados a la cita este pasado miércoles en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, pero finalmente sólo comparecieron Isabel Serra (Unidas Podemos-IU-Madrid en Pie), Emilio Delgado (Más Madrid) y José Manuel Rodríguez Uribes (PSOE), quienes estamparon su rúbrica en un documento en el que se fija el compromiso de crear un nuevo marco legal que regule la actividad de las casas de juegos y apuestas online.

“Es una lástima que el PP y Ciudadanos no hayan querido sumarse a algo tan sensato y lógico, una demanda básica de los colectivos de afectados, juveniles y vecinales”, dijo Quique Villalobos, presidente de la FRAVM, quien opinaba de esta manera sobre la ausencia de estos dos partidos en la firma de un compromiso para tramitar una Ley Integral del Juego en la Comunidad de Madrid.

PP y Ciudadanos se quedan fuera de un compromiso para limitar y controlar la actividad de las casas de apuestas en Madrid

Las formaciones de izquierda se han comprometido a “impulsar como proposición de ley, en el primer pleno posible de la legislatura, una Ley Integral del Juego en la Comunidad de Madrid que trascienda el actual marco normativo y sirva para actualizarlo, en virtud de las nuevas modalidades de juego online”.

En dicho proceso se contemplará la participación de las entidades de carácter social y las asociaciones de afectados, así como la necesidad de establecer “un control y ordenación efectivos ante la proliferación de locales de apuestas, que en los últimos años se han concentrado en zonas de especial vulnerabilidad social de nuestros barrios y municipios”, concluye la declaración.

Crecimiento desorbitado

Según la FRAVM, entre 2013 y 2017 los locales de apuestas han crecido un 304 por ciento en la Comunidad de Madrid, aumento que se ha producido de forma “profundamente desigual”. En el caso de la capital, el mayor incremento se ha producido en los distritos con las rentas más bajas.

Otro dato que pone de manifiesto la magnitud que está adquiriendo el sector del juego online lo corrobora el hecho de que en el último trimestre de 2018 moviera más 4.000 millones de euros, según consta en la memoria de la Dirección General de Ordenación el Juego.

Silvia González, responsable del Grupo de Locales de Apuestas y Juego de la FRAVM, explicó a este diario que la crisis económica, que ha golpeado duramente a muchos barrios de Madrid, en forma de desempleo y precariedad laboral, ha generado una especie de “gamificación” de la pobreza.

A su juicio, esta situación de empobrecimiento, sobre todo en zonas de gran degradación social, propicia en muchas personas, principalmente en los jóvenes y los migrantes, una ansiedad y un deseo de conseguir dinero fácil a través de las apuestas.

González apuntó el dato de que empresas como Codere y Sportium están muy vinculadas a “fondos buitre”, que son los principales propietarios de la mayoría de los locales de juego. “Estamos hablando”, subrayó, “de una estrategia comercial por parte de determinadas empresas, con intereses muy grandes en el sector”.

El fantasma de la ludopatía

Una de las principales reivindicaciones de los colectivos vecinales y de ayuda a los ludópadas es la creación de Zonas de Especial Protección de Población Vulnerable, con el objetivo de reducir al máximo en ellas el número de licencias de locales de apuestas y de juego, y alejar el fantasma de la ludopatía de personas con bajo nivel de ingresos y escasos recursos. “El modelo puede ser similar al de la implantación de las actuales Zonas de Protección Acústica Especial (ZPAE)”, ha sugerido Quique Villalobos.

Otra medida pasa por aprobar un plan especial de inspección, que aumente la periodicidad de las inspecciones públicas con objeto de detectar y sancionar ilegalidades y hacer efectiva la prohibición de acceso a estos establecimientos de menores y personas inscritas en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ)”.

Los colectivos sociales demandan también que se establezca una distancia mínima de 1.000 metros entre establecimientos, para evitar su actual concentración en determinados barrios y vías públicas, y de 500 metros entre estos negocios y los centros educativos, con el fin de prevenir la adicción en edades tempranas.