Público
Público

Catalunya La Generalitat prohíbe bailar en las discotecas: "No abriremos si no podemos hacer que la gente baile"

Se permitirá el baile en los locales de hostelería y restauración o alojamientos turísticos reservados exclusivamente a grupos de personas que mantengan "una relación y contacto cercanos de forma muy habitual", lo que exigirá un registro previo.

El Govern prohíbe bailar en la discotecas, aunque podrá haber mesas en la pista. EFE/EPA/VALENTIN FLAURAUD/Archivo
El Govern prohíbe bailar en la discotecas, aunque podrá haber mesas en la pista. EFE/EPA/VALENTIN FLAURAUD/Archivo

Público/agencias

La Generalitat catalana ha prohibido bailar en las discotecas y establecimientos de ocio nocturno, tanto al aire libre como en espacios cerrados, aunque se podrán instalar mesas en la pista destinadas únicamente al consumo.

El Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) publicaba este lunes la regulación aprobada en el marco del PROCICAT sobre las actividades de las discotecas y locales de ocio nocturno, que deberán cumplir una normativa específica al no ser "compatibles con el mantenimiento de las medidas de seguridad de carácter sanitario".

La resolución del Govern establece que las discotecas solo podrán abrir al público para el consumo en la barra o en mesas, tanto en las terrazas como en los espacios cerrados. Las zonas de baile de los locales deberán cerrarse al público, mediante barreras físicas o un control permanente para impedir el acceso, aunque se podrán instalar mesas en las pista solo para consumir.

Se podrá bailar en los locales de hostelería o alojamientos

La resolución de la Generalitat incluye una excepción: se permitirá el baile en los locales de hostelería y restauración o alojamientos turísticos reservados exclusivamente a grupos de personas que mantengan "una relación y contacto cercanos de forma muy habitual", lo que exigirá un registro previo.

Los responsables de discotecas y bares musicales deberán cumplir con las medidas de seguridad establecidas por el Govern respecto a las distancias entre clientes, que obligan a garantizar un espacio de 2,5 metros cuadrados por persona.

El jueves pasado después de la primera resolución, en la que se aprobó un aumento del aforo del 50% y el 75% en el exterior, la Federació Catalana d'Associacions d'Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm) aseguró que la Generalitat en "ningún caso" indicaba que en la pista de baile tuviese que instalarse obligatoriamente mesas "como sí lo hacia la Orden del Ministerio de Sanidad" y por tanto se entendía que bailar en la pista no estaba prohibido, una cuestión que ya ha quedado resuelta. 

Por su parte, un portavoz del Departamento de Salud ha precisado que, hasta el momento, la regulación de las actividades en los locales de ocio seguía la normativa aprobada por el Gobierno, mientras que ahora es el Govern el que está adoptando sus propias resoluciones, una vez superadas las fases del confinamiento.

Críticas a la rectificación

El sector de las discotecas ha lamentado que el Govern haya decidido prohibir el baile en las discotecas cuando abundan, ha asegurado, las fiestas ilegales en parques y jardines, y ha advertido que los establecimientos de ocio nocturno no abrirán sus puertas mientras no se pueda bailar.

El sector del ocio nocturno ha advertido que pedirán un rescate económico si no pueden abrir las pistas de baile

Así lo ha sostenido durante la comisión de Cultura en el Parlament el secretario general del Gremio de Empresarios de Discotecas de Barcelona y Provincia y presidente de la Federación Nacional de Ocio Nocturno "España de Noche", Ramón Mas Espinalt. Tal como ha denunciado, el sector del ocio nocturno está "tocado de muerte y necesita flexibilización", por lo que, ha dicho, si la Generalitat no permite que abran las pistas de baile, pedirán un rescate económico para tratar de salir a flote.

"Si desde Salud nos dicen que no se puede bailar por razones sanitarias, lo acataremos" (...). Pero seremos muy duros con el Govern y exigiremos que se cumplan todas las medidas sanitarias en todos los lugares", ha aseverado.

Ha recordado así el "espectáculo impresionante" de las playas de Barcelona, donde se han congregado miles de personas en los últimos días "sin ningún tipo de control sanitario" o las "más de 4.000 fiestas ilegales y centenares de botellones en parques y jardines" o "fiestas en casas" detectadas hasta la fecha.

"Tendremos la mano tendida con la administración para colaborar en todo con responsabilidad máxima, pero seremos inflexibles en exigir lo mismo que se nos exige a nosotros", ha insistido.

Mas Espinalt también ha criticado que la decisión del Govern de prohibir las pistas de baile se haya producido cuando muchas empresas ya habían sacado a buena parte de su personal de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para retomar la actividad y ha recordado que la mayoría de empresas tienen que hacer frente a un coste medio de 30.000 euros mensuales sin abrir.

Por otro lado, también ha resaltado que si no se puede bailar dentro de las discotecas, la patronal del ocio nocturno propondrá hacer fiestas populares, una evento "básico", pero con "control".

Más noticias