Público
Público

Catalunya Una tapa de la planta química que voló tres kilómetros mató a un vecino de Tarragona

El trozo de metal, que posiblemente pertenezca al reactor de la planta química, pesa una tonelada y fue la causa del derrumbe del suelo en el piso superior al de la víctima, un vecino de Tarragona de 59 años.  

Publicidad
Media: 3
Votos: 6

Lugar por donde entró la tapa de metal de una tonelada que provocó la muerte de un vecino de Tarragona./ Susanna Sáez (EFE)

Una chapa de hierro de una tonelada, posiblemente la tapa del reactor que explotó anoche en una industria química de Tarragona, voló unos tres kilómetros, entró por la ventana de un edificio, ocasionó la caída del suelo de un piso y la del techo del de abajo y mató al hombre que vivía allí.

La tapa metálica del reactor tiene un peso de una tonelada

El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, ha explicado este miércoles a EFE este "casi inverosímil" suceso como "hipótesis más probable" que manejan los técnicos para conocer la causa de la muerte de un hombre de 59 años, que falleció en su casa del barrio tarraconense de Torreforta a consecuencia de la explosión den un reactor en la industria IQOXE, situada en el municipio de La Canonja. 

En el suceso de ayer murieron dos personas y resultaron heridas otras ocho, trabajadores de la empresa salvo el vecino de Torreforta por las quemaduras provocadas por el posterior incendio en la planta. Dos de los heridos permanecen en estado grave y crítico

El alcalde ha puntualizado que la chapa, de dos metros de largo por uno de ancho, voló "en línea recta" unos tres kilómetros para "entrar por la ventana", al parecer abierta en el momento de la explosión en la fábrica, del piso tercero del inmueble ubicado en el número 7 de la plaza García Lorca de Tarragona. La fuerza y la velocidad de la chapa hizo caer el suelo de parte de ese piso y el techo de la vivienda ubicada debajo para, finalmente, matar al propietario de esta casa.

Ricomà ha explicado que anoche se trabajó con la hipótesis de que la onda expansiva de la explosión fuera la que ocasionó la rotura de vidrios en la casa de la víctima, y que la caída de los mismos le hubiera provocado la muerte.

El alcalde ha precisado que, pasadas las horas, revisada la casa y "recogidos in situ" el testimonio de los testigos, "todo parece indicar" que seguramente la tapa del reactor fue la causante de la muerte del un vecino del barrio de Torreforta, donde poseía desde hace año un comercio.

"Es la hipótesis más probable", ha dicho Ricomà, a la espera de que "lo acaben de confirmar los técnicos". El alcalde presidirá este mediodía en el Ayuntamiento de Tarragona una reunión de la junta de gobierno del consistorio, que ha decretado dos días de duelo por el accidente.

Más noticias en Política y Sociedad