Público
Público

Centro social Madrid La Ingobernable resiste a su desalojo tras la movilización ciudadana: "La lucha es el único camino"

Representantes del Ayuntamiento llegan al centro social acompañados por la Policía Municipal para entregar la notificación de desalojo. Sin embargo, el colectivo celebra a través de las redes sociales haber "parado el desalojo".

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8

Foto de la concentración ante La Ingobernable para resistir el desalojo / LA INGOBERNABLE

El centro social autogestionado La Ingobernable celebra haber "parado el desalojo" tras la multitudinaria convocatoria para defender el edificio okupado. Decenas de vecinos y colectivos acudieron ante el aviso de desalojo que tenían fijado para este miércoles por parte del Ayuntamiento de Madrid. 

Las autoridades entregaron la notificación de desalojo acompañados por la Policía pero no pudieron proceder "por la masiva presencia de personas" que se solidarizaron con el colectivo.

Sus vecinos lo tenían claro: "No abandonaremos el edificio y lo defenderemos. Siempre desde el rechazo a la violencia", afirmó el portavoz del colectivo en este medio. Para ello, el espacio organizó "una noche de vigilia con actividades" y un desayuno conjunto donde los vecinos se fueron sumando desde ayer y continuaron llegando esta mañana.

Durante la noche del martes, varios colectivos acudieron al centro para realizar distintas actividades: cenas, música y bailes. Ante la posible llegada de la Policía, las personas congregadas pudieron disfrutar de bailes de salsa, al menos hasta las 00.00 horas, cuando se realizó la última asamblea y se dispersó a la gente "para respetar el silencio nocturno".

La orden de desalojo publicada en el BOE dio de plazo hasta este miércoles 28 de agosto a los colectivos de La Ingobernable para abandonar voluntariamente el edificio, de titularidad pública. Aunque, según explicaba este diario, hay dos escenarios posibles: que el Ayuntamiento se persone este miércoles y acuda a los tribunales o que el Consistorio llegue al inmueble con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y trate de ejecutar el desalojo. 

Esta mañana fue convocada una concentración y varios colectivos prepararon un desayuno conjunto en el que se fue sumando cada vez más gente para defender el espacio ante la orden de desahucio. 

Desde La Ingobernable declararon que la convocatoria fue como un "15M, pero un miércoles de agosto a las 9 de la mañana". Momentos después, representantes del Ayuntamiento llegaron al centro acompañados por la Policía Municipal para entregar al colectivo la notificación de desahucio. Fueron recibidos al grito de "otro desahucio, otra okupación" y "no pasarán". 

Finalmente, desde la organización han comunicado a través de Twitter que el desalojo ha sido parado: "Demostrando que somos indeslojables, seguimos en el corazón de Madrid para hacer la vida que merece", celebran. 

Más noticias en Política y Sociedad