Público
Público

CIE Valencia Exigen una investigación independiente sobre la muerte del interno en el CIE de València

La plataforma CIEs NO denuncia que la muerte de un interno marroquí de 25 años llega después de otro intento de suicidio y coincide con la restricción del acceso de las ONG al centro de Zapadores. Convocan a la ciudadanía y a representantes políticos  a manifestarse esta tarde por el cierre de los CIE, donde han muerto al menos nueve personas desde 2007.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Concentración por el cierre del CIE de Zapadores (Valencia)/ Efe

La plataforma CIEs NO ha exigido este martes una investigación independiente acerca de la muerte de una persona migrante internada en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Zapadores, en València, después de que esta mañana se les negara el acceso al centro a las diferentes organizaciones que han intentado comprobar la situación del resto de personas internas, han explicado en un comunicado.

Piden que se esclarezcan las circunstancias del fallecimiento y se depuren responsabilidades si hubiera habido algún tipo de negligencia por parte de la dirección del CIE o de los agentes de Policía que custodian a las personas internadas.

El suceso tuvo lugar la tarde del lunes y el Juzgado de Instrucción número 10 de València ha iniciado una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte. Por el momento, las autoridades hablan de un suicido por asfixia.

El fallecido, según informa el diario Levante, era de origen marroquí y tenía 25 años. Había llegado al centro procedente de Alicante hacía pocos días y no tenía ninguna orden de expulsión o devolución inminente. El mismo medio asegura que, el pasado domingo, el joven internado había participado en una pelea entre un grupo de personas marroquíes y otro de ciudadanos latinoamericanos en la que tuvieron que intervenir los agentes. Tras el incidente, los policías decidieron aislarlo del resto de internos en un celda individual para evitar más conflictos.

Asfixia con su camiseta

Según las fuentes de Levante, sobre las 15.20 horas de lunes, después de la comida y cuando todos los internos estaban en su respectivas habitaciones, el fallecido se levantó de la cama, ató su camiseta a la litera superior y se ahorcó "provocándose una asfixia en pocos minutos". Cuando los agentes que custodiaban la estancia se dieron cuenta, el joven ya había fallecido.

Ahora, el juzgado investiga cómo pudo quitarse la vida en un lugar custodiado presencialmente y con un circuito cerrado de cámaras de seguridad tanto en las habitaciones como en los espacios comunes. El juez ya ha solicitado las grabaciones para cerciorarse si la vigilancia fue la adecuada.

Denuncian la restricción de visitas de ONG

Por su parte, la plataforma CIEs NO ha denunciado que, desde la pasada semana, las ONG que visitan y realizan un seguimiento a los internados en este CIE vieron restringido el horario de acceso a las instalaciones. Según explica a Público Adrián Vives, portavoz de la plataforma, las organizaciones podían visitar a los internos a diario tanto por la mañana como por tarde siempre que no hubiera abogados ocupando en salas de visita. "Desde hace una semana sólo se nos deja entrar dos tardes a la semana con previa cita telefónica", critica. Una circunstancia que ya denunciaron ante el juzgado de control del centro.

"Los internos están viviendo una situación dramática tras ver morir a un compañero"

Según Vives, el pasado viernes también hubo otro intento de suicidio en el CIE y "sólo dos días después se produce esta muerte". Para el activista, la restricción de acceso a las instalaciones "genera problemas para realizar el seguimiento a los internos en un sentido psicosocial y se interrumpe la labor de las ONG". Lamenta que "desde que ha pasado esto, no se ha ofrecido ni a los internos ni al personal que trabaja en el CIE ningún tipo de apoyo", a pesar de que "los internos están viviendo una situación dramática" tras ver morir a un compañero. "Esto ocurre cuando no se permite a las ONG hacer su trabajo", ha lamentado Vives.

El activista  insiste en que "la ciudadanía tiene derecho a saber en qué circunstancia muere una persona privada de libertad sin haber cometido delito alguno y que está bajo tutela del Estado", y recuerda que estos centros son "espacios oscuros y opacos donde hay violencia entre los propios internos y también agresiones por parte de los policías".  "Son centros de represión, criminalización, tortura y, en algunas ocasiones, hasta de muerte", denuncia el portavoz de la plataforma que lleva años exigiendo el cierre total de los CIE en España, en los que ya se han tenido que lamentar las muertes de al menos nueve personas internadas desde 2007. La última antes de esta fue la del argelino Mohamed Bouderba, que también se ahorcó en su celda en la cárcel de Archidona (reconvertida improvisadamente en un CIE) en diciembre de 2017 tras ser aislado en una celda después de otro incidente.

Concentración de urgencia frente al CIE de València

La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros y el fin de las Deportaciones ha convocado a la ciudadanía a concentrarse la tarde de este martes a las 19.00 horas en la puerta del complejo de Zapadores y ha instado a la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València —"que firmaron sendas propuestas para instar al Gobierno a su clausura la pasada legislatura", recuerdan— "a poner en práctica su pronunciamiento por el cierre de los CIEs".

La plataforma hace una espacial llamamiento a la asistencia del President de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta, Mónica Oltra; el alcalde de la ciudad, Joan Ribó; así como al resto de representantes institucionales, políticos, sindicales, organizaciones y movimientos sociales.

Más noticias en Política y Sociedad