Público
Público

Citas de extranjería CCOO denuncia la desidia de Interior que ha generado un lucrativo mercado negro con la escasez de citas de Extranjería

"Hay desorganización, falta de personas, colapso en las oficinas y una gran falta de interés por arreglarlo", expone el sindicato, que recuerda que esta situación ha desatado la compraventa de citas por cientos de euros ante la desesperación de los afectados.

Un grupo de migrantes protesta ante la Oficina de Extranjería en Madrid contra la falta de citas para realizar sus trámites. -JAIRO VARGAS
Un protesta por la falta de citas para realizar trámites de Extranjería, en Madrid, en 2018.- JAIRO VARGAS.

"En este momento no hay citas disponibles. En breve, la Oficina pondrá a su disposición nuevas citas". Ese es el mensaje más habitual a la hora de pedir cita previa por internet para realizar trámites de Extranjería en la oficinas de documentación de la Dirección General de la Policía, sobre todo en grandes ciudades como Madrid, Barcelona o València, donde reside más población migrante. Una situación que se arrastra desde hace meses y que, ahora, también denuncia el sindicato CCOO.

El sistema no da abasto porque el número de citas es realmente escaso, apenas unas pocas decenas al día para realizar trámites vitales para cualquier extranjero que, en caso de no tener al día sus documentos, puede ser sancionado por la Policía o, incluso, perder un empleo. El problema no es nuevo, lleva fallando años, aunque llegó a su cénit durante el Estado de alarma, provocando colas masivas de centenares de personas el pasado verano en algunas oficinas de Extranjería por la desesperación de los afectados.

Tras unos "refuerzos" del Ministerio del Interior el pasado septiembre, las colas ahora no son tan largas, pero obtener una sola cita, por ejemplo, para depositar las huellas dactilares para solicitar o renovar la Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE) o, simplemente, ir a recogerla es una tarea tan complicada que se ha generado un lucrativo mercado negro. Personas particulares, a través de foros en internet, se dedican a obtener las pocas citas que salen para ofrecerlas por entre 150 y 300 euros a los desesperados que tienen que realizar alguno de los trámites. También ponen anuncios ofreciendo "ayuda" para la obtención de una cita determinada que luego cobran a precio de oro.

"La situación es más o menos igual. Es cierto que últimamente sale alguna cita más o, al menos, no se agotan a los pocos minutos", reconoce Wendy Rodríguez Garrido, abogada de Extranjería y miembro de la Asociación de Mujeres Juristas por la Inmigración.

"Desamparo y merma de derechos"

La situación ha sido ampliamente denunciada en los últimos meses tanto por los afectados como por los abogados especialistas en Extranjería y, en esta ocasión, por CCOO. "Hay desorganización, colapso en las oficinas y una gran falta de interés en arreglar esta situación por parte del Ministerio de Interior", asegura a Público Fernando García, secretario general de CCOO en el Ministerio del Interior. "Desde hace meses la situación no cambia, y miles de ciudadanos extranjeros se encuentran en una situación de desamparo y total merma de sus derechos, al no poder cumplir con sus obligaciones en materia de Extranjería", apunta.

"Hay alrededor de una 30% de puestos administrativos vacantes en la Dirección General de la Policía"

Para el sindicato, la situación es "insostenible" y ha llevado a que las "mafias estén haciendo negocio con el acceso de los ciudadanos al precario sistema de citas previas con el que cuenta Extranjería". Un sistema que, según García, sería fácil de actualizar siguiendo el modelo implementado para aliviar el colapso que ya se padeció en 2016 para las citas para la tramitación y renovación del DNI en la Comunidad de Madrid. "Entonces cambiaron el sistema informático y contrataron a 300 administrativos", recuerda.

Las medidas de refuerzo que Interior adoptó el pasado verano no parecen suficientes, aunque el Ministerio insiste en es "imposible que exista un mercado negro de citas previas", ya que el sistema informático a través del que se obtienen "impide que se consigan más de tres desde una misma dirección IP, correo electrónico o número de teléfono". Pero el problema persiste y "genera un gran sufrimiento e indefensión a las personas extranjeras" que residen en España, añade García.

Según el sindicalista, la falta de personal en las oficinas es notorio. "Hay alrededor de una 30% de puestos administrativos vacantes en la Dirección General de la Policía. Estamos unos 3.100 trabajadores cuando deberían ser 5.025, y esa así desde hace años", lamenta. Además, los refuerzos que se ponen no son nuevo personal administrativo, "sino policías sacados de la calle o en prácticas para cubrir puestos administrativos", añade. Un "parche" que cuesta más a las arcas pública, "porque el salario de un policía el alrededor de 600 euros superior al del personal administrativo", y que causa problemas en las tramitaciones por falta de formación de los agentes en materia administrativa, explica.

"El atasco es tan grande que no se soluciona de hoy para mañana. Hacen falta más centros y más personal, además de un sistema informático nuevo y propio, en lugar del actual, que es el mismo que el las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno", puntualiza García, que considera que se trata a los extranjeros como a "ciudadanos de segunda".

Más noticias de Política y Sociedad