Público
Público

Claverina España y Francia se reúnen para solucionar el problema de la osa Claverina

Los ganaderos navarros se están viendo afectados por la muerte de sus ovejas por los ataques de la osa en los valles de Roncal y de Salazar, con un total de siete ataques y ocho ovejas muertas.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

Un oso en el Pirineo Navarro, capturado con cámaras colocadas por el Gobierno Foral. / Gobierno de Navarra

Claverina, una de las dos osas eslovenas que fueron liberadas el 4 de octubre de 2018 en Béarn, Francia, prefiere el territorio español, lo que ha producido un profundo descontento entre los ganaderos navarros. Estos se están viendo afectados por los ataques de la osa a sus ovejas, en los valles de Roncal y de Salazar, con un total de siete ataques y ocho ovejas muertas.

Según informa El País, Navarra solicitó una reunión entre Francia y España, que se celebrará este viernes en el Ministerio de Transición Ecológica. Representantes de Catalunya y Aragón, también afectadas, acudirán a esta reunión.

Con las osas se pretende repoblar el Pirineo Atlántico, las zonas de alto Béarn, el Roncal y Salazar, y la comarca de Jacetania

La suelta de las osas pretende repoblar el Pirineo Atlántico, las zonas de alto Béarn, el Roncal y Salazar, y la comarca de Jacetania, Huesca, donde habitaban dos machos. Toda la cordillera del Pirineo central está poblada por un total de 45 osos. El resto de ejemplares se encuentran en el núcleo de la cordillera Cantábrica, con casi 300 individuos.

El ganado navarro suele estar libre en las estaciones cálidas. “Es evidente que no puede haber osos y menos del calado de Claverina, que mata ovejas”, asegura Félix Bariaín, presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra. Además, se queja de que no fueron avisados de la decisión: “A mí me comunicaron la noticia cuando la decisión ya estaba tomada, sin consultar a nuestro sector”.

El Gobierno de Navarra ya manifestó su disconformidad en octubre de 2018 por la falta de comunicación entre Francia y España, impidiendo realizar un plan previo a la “reintroducción no voluntaria de la especie”. En cambio, este plan tuvo que realizarse tras ser liberadas. La Consejería de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local ha instalado emisores en ovejas en 15 explotaciones diferentes, ha construido dos cercados electrificados, ha introducido mastines y ha contratado pastores de refuerzo para los ganaderos.

“Los osos no son más agresivos que antes"

La directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de Navarra, Eva García Balaguer, opina que la polémica “oso sí, oso no” no es coherente. “Es evidente que significa un cambio en la calidad de vida de los ganaderos, pero ahora es necesaria la colaboración de todas las Administraciones. No nos pueden tener al margen de la información y las decisiones que se tomen”.

Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo (FOP), afirma que, a pesar de esta situación, se puede convivir con este animal. “Los osos no son más agresivos que antes, el problema es que el ganado no está protegido”, señala. Asegura que las medidas de prevención de ataques tomadas hasta ahora han funcionado, “los que todavía se producen son en rebaños de ganaderos que no se han acogido a las medidas”.

Palomero explica que las osas no consiguieron “hayucos ni bellotas, que son vitales para ellas, porque el año fue desastroso”. Por ello, Claverina atacó los ganados, para conseguir los alimentos que necesitaba antes de hibernar. Sin embargo, la otra osa, Sorita, encontró bellotas “y se puso morada”.

Palomero, sin embargo, no quita valor a la situación de los ganaderos navarros. “Los ataques han sido la gota que ha colmado el vaso en zonas muy despobladas donde producir corderos es muy caro y, además, sin medidas de prevención. Hay que entender todo”.

Más noticias en Política y Sociedad