Público
Público
Únete a nosotros

Coches La UE logra un acuerdo para recortar las emisiones de efecto invernadero de los coches en 2030

"Las emisiones de los coches nuevos tendrán que ser un 37,5% menores en 2030 en comparación con 2021 y las emisiones de las furgonetas tendrán que ser un 31% menores", asegura la UE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Vista de Madrid por la salida de la carretera a Valencia. EFE

Representantes del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea han logrado este lunes un acuerdo para recortar las emisiones de efecto invernadero de los coches para 2030 y acelerar así la transición hacia una movilidad con vehículos de bajas o cero emisiones.

"El acuerdo incluye nuevos estándares de emisiones de CO2 para coches y furgonetas ligeras para el periodo posterior a 2020. Las emisiones de los coches nuevos tendrán que ser un 37,5% menores en 2030 en comparación con 2021 y las emisiones de las furgonetas tendrán que ser un 31% menores", explica la UE en un comunicado. Igualmente, se ha pactado un objetivo parcial de reducción de las emisiones en un 15% tanto para coches como para furgonetas para 2025.

El compromiso logrado es más ambicioso que el planteado inicialmente por la Comisión Europea del 30% de reducción en comparación con 2021. Francia y Países Bajos defendían un 35%, mientras que el Parlamento Europeo pretendía un 40%.

El acuerdo es el resultado de nueve horas de negociaciones en las que se han enfrentado las posturas de los países fabricantes de coches y de los eurodiputados más concienciados con la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático. Así, Alemania, con un sector automovilístico de 423.000 millones de euros en 2017, ha alertado de las consecuencias de unos objetivos demasiado estrictos.

"Es un importante gesto en nuestra lucha contra el cambio climático", ha destacado la ministra de Sostenibilidad de Austria, Elisabeth Koestinger. Sin embargo, el grupo ecologista Transporte y Medio Ambiente ha expresado su decepción por la falta de ambición de los objetivos.

"Europa está cambiando de marcha en medio de la carrera para producir coches de cero emisiones. Esta nueva ley implica que para 2030 un tercio de los coches nuevos serán eléctricos o de hidrógeno. Es un avance, pero no es lo suficientemente rápido para lograr nuestros objetivos climáticos", ha argumentado el responsable de vehículos de la organización, Greg Archer.

Más noticias en Política y Sociedad