Público
Público
Únete a nosotros

Acoso escolar Otra familia denunció también al colegio de la niña con autismo por vejaciones a su hijo

Los padres de un niño con epilepsia y hemofilia denunciaron en un juzgado las burlas de una profesora a través de un villancico. La Junta cambió al menor de centro tras abrir un protocolo por acoso escolar de otros compañeros.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

El colegio público Cervantes de Dos Hermanas. /Google Maps

La familia presentada por la familia de de una niña con autismo de Dos Hermanas (Sevilla) contra cuatro profesoras, a las que grabaron insultos y burlas hacia la menor tras sospechar que estaba sufriendo acoso en el colegio no es la primera denuncia que recibe el centro. 

Según informa El Diario de Sevilla, en enero de 2017 los padres de otro alumno que sufría una discapacidad decidieron presentar una denuncia ante el juzgado de Instrucción número 1 de la localidad sevillana por las supuestas vejaciones que estaba sufriendo su hijo de ocho años.

La denuncia hacía constar que en esas Navidades una profesora había supuestamente compuesto un villancico en el que se ridiculizaba al niño al hacer referencia a la higiene personal del alumno. La maestra, además, cantó la canción delante de todos los compañeros. El niño padece epilepsia y hemofilia y tiene una discapacidad reconocida del 48%. Además, los padres declararon en el juzgado que la profesora también había tirado del pelo y empujado a su niño en varias ocasiones.

La madre, cuando tuvo conocimiento de lo sucedido, decidió acudir al colegio para mantener una reunión con la directora, la profesora y el jefe de estudios. En la misma, los tres docentes, según la versión de la madre, "comenzaron a gritar e intimidar y burlarse" del menor y de la propia mujer, que tuvo que llamar a su marido para que acudiera. El niño terminó llorando por los gritos que tuvo que escuchar y mientras la familia abandonaba la reunión, el jefe de estudios les decía que se marchasen del centro.

Pero ahí no quedan los episodios de acoso que presuntamente sufrió el niño. Un año antes, en noviembre de 2016, los padres habían presentado un escrito a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en el que relataban los problemas de acoso escolar que estaba sufriendo por parte de alumnos de cursos superiores.

En el escrito se aseguraba que alguna profesora que conocía el asunto "había estado arrinconando al chico al final de clase, porque al parecer le era más cómodo que integrarlo con el resto de los alumnos" y también le dejaban solo en la hora del recreo. Los padres también manifestaban su preocupación porque el niño apenas llevaba deberes a casa y sufría retrasos en la lectura y en las matemáticas. La Junta activó el protocolo de acoso escolar, pese a lo cual el niño también sufrió el episodio del villacinco. Eso fue el detonante para que loas padres denunciaran y decidieran cambiar a su hijo de centro. La querella por vejaciones fue archivada y prefirieron no recurrir.

Insultos a una niña con autismo

Ahora, es otra familia la que vuelve a denunciar a  un caso de vejaciones en el colegio público Cervantes. Esta vez contra la directora, la logopeda, la monitora del aula específica y la tutora de una hija de siete años con autismo. Los padres apreciaron que su hija sufrió dos crisis epilépticas en poco tiempo “y desarrolló conductas autolesivas desconocidas hasta la fecha con importantes y habituales mordeduras en las manos”, conducta que aumentaba cuando iba al colegio y dejaba de evidenciarse cuando llegaba el fin de semana.

Los padres decidieron un día grabar las clases para ver qué sucedía. Se encontraron con que las profesoras llegaban a comparar a la niña con el violador de Las Ramblas de Barcelona y se mofaban de ella llegando a decirle que tenía el "cerebro cascado"  o que "en el manicomio de Miraflores había este perfil en adultos".

A raíz de las grabaciones otra familia de otro niño de diez años con autismo está meditando adherirse a la querella. Su hijo comparte aula con la niña de siete que habría sufrido las vejaciones. En el vídeo, la madre de este niño ha podido observar que los alumnos se pasaron toda una mañana delante del ordenador, viendo programas infantiles, mientras las profesoras hablaban de sus vacaciones de Semana Santa sin prestar casi atención a los menores. 

Más noticias en Política y Sociedad