Público
Público

Comunidad de Madrid y coronavirus La oposición denuncia dejadez y falta de transparencia de la Comunidad de Madrid en la lucha contra la violencia machista en la pandemia

Según denuncia Lorena Morales Porro, diputada del grupo socialista madrileño en la Asamblea de Madrid, las mujeres que sufren violencia de género, sexual, prostitución y trata de la Comunidad de Madrid no tienen la atención específica que necesitan ante una situación tan excepcional como la de la Covid-19.

Las medidas de la Comunidad de Madrid para los autónomos: mucho ruido y pocas nueces
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante una comparecencia. Foto de Archivo.

La Comunidad de Madrid, una de las más ricas de España, invierte "poco y mal" en cuidar a las mujeres que sufren la violencia machista, tal como denuncia la oposición. Y no se trata por falta de fondos. Según los últimos datos hechos públicos a finales del año pasado por la Consejería de Igualdad que dirige Alberto Reyero de Ciudadanos, el Gobierno local apenas había gastado una ínfima parte de los fondos recibidos en virtud del pacto de Estado entre 2018 y 2019 y mantenía un remanente de 18 millones sin adjudicar. Desde entonces, denuncia la oposición, no hay forma de seguir la pista de cuánto se gasta ni en qué.

"Recursos económicos tienen de sobra", afirma a Público Lorena Morales Porro, diputada del grupo socialista madrileño en la Asamblea de Madrid. "Hasta enero quedaban por ejecutar más de 18 millones de los 21 que el Gobierno Central les había transferido vinculados al Pacto contra la Violencia de Género. Y también tienen disponibilidad de los suyos propios. Basta dar unos datos para poder hacerse una idea de lo poco que se gasta el Gobierno de Madrid realmente respecto a lo que se anuncia. Habían anunciado que entre 2015 y 2018 se invertirían un total de 266 millones de euros en luchar contra la violencia machista y la promoción de la igualdad, pero lo que realmente se invirtió fue poco más de 62 millones", afirma al diputada socialista.

Gastar en lo fácil

Según recalca Morales, la presidenta de la Comunidad y sus socios de gobierno, adoptan medidas rápidas y fáciles, como la compra de espacios publicitarios en los medios de comunicación, pero no priorizan las necesidades reales de estas víctimas. "Las campañas de sensibilización son necesarias pero adaptadas a las circunstancias del momento. No parece de recibo gastar millones en la compra de espacios en medios para una campaña diseñada en 2016, como ocurrió hace solo unos meses. Especialmente cuando en nuestra región las mujeres víctimas de violencia de género y sus criaturas sufren muchas carencias que hay que cubrir de forma prioritaria".

Consultada sobre este tema, Ana García, portavoz de Mujer de Ciudadanos, afirma que lo que se está haciendo es "garantizar la atención a las víctimas de violencia machista durante el confinamiento". Para ello, comenta, que están "manteniendo activos todos los recursos de atención, asistencia y seguimiento y en reforzar tanto las campañas públicas como la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que ni una sola mujer que lo demande se quede sin ayuda".

Estas actuaciones son también aplaudidas por el Partido Popular. Según el diputado de la Asamblea de Madrid y portavoz de la Comisión de Mujer, "aunque todo es mejorable, las campañas de sensibilización son lo más acuciante y efectivo que hay que hacer ya que con ellas la ciudadanía toma conciencia de un problema tan grave como al que ahora mismo se enfrenta cualquier mujer maltratada, muchas de ellas con niños, ya que además de la violencia tiene la presión de estar confinada las 24 horas del día con un violento".

De los Santos reconoce a Público que“todo esfuerzo que se haga desgraciadamente nunca es suficiente", pero que su grupo seguirá "reforzando en todo lo posible las actuaciones. Se está haciendo todo lo que está en nuestras manos porque esta es una gran preocupación para nosotros". A estas actuaciones García suma, además, las campañas de información y concienciación "a través de redes sociales, recordando a las víctimas que no están solas, que los servicios de atención permanecen a su disposición y que, ante las sospechas fundadas de violencia, cualquier familiar, amigo o vecino puede llamar a la Policía.

También hemos puesto en marcha otra campaña: "Si vives con tu maltratador, tú no te quedas en casa", que aparecerá en las pantallas de las grandes superficies de alimentación y en la prensa digital nacional. Valoramos positivamente que la Comunidad de Madrid haya actualizado la información de su web con los recursos disponibles para las víctimas, así como de los teléfonos de contacto y correos electrónicos a su disposición durante el estado de alarma", añade García.

Acciones y protocolos mal diseñados

Precisamente sobre la campaña "Tú no te quedes en casa"  lanzada por la Comunidad de Madrid, la diputada socialista recalca que "ha salido tras la insistencia desde el Grupo Socialista", pero es limitada. "No facilita un número de WhatsApp, algo mucho más discreto que llamar al 012 atendiendo al aislamiento con el agresor que viven. Ni recoge la app Botón SOS lanzada por Alertcops, que ya ha demostrado su eficacia. Tampoco sabemos el alcance de la distribución de la campaña. Les propusimos que se alcanzaran acuerdos con el Colegio de Farmacia o de Administradores de Fincas, además de con cadenas de supermercados, para que estuvieran esos carteles visibles en lugares que pudieran frecuentar las víctimas. Incluso, como han hecho otras Comunidades, que fuera el Gobierno Regional quien se hiciera cargo de la preparación y distribución de esa cartelería, por ejemplo, a través de PYMER. También, de una manera sencilla se podría haber propuesto a Telemadrid que a lo largo de toda la programación, se recordara a las víctimas que no están solas, informando de los recursos, y a la vecindad la importancia de actuar", relata Morales.

Algunas de las limitaciones de esta campaña las ha podido comprobar este diario llamando al 012 en varias ocasiones para conocer de su funcionamiento y confirmar que en ningún momento se hace referencia a la existencia de una  marcación rápida en caso de llamar como víctima de violencia de género o se llega a entender a qué número hay que marcar en caso de sufrir violencia de género. Cuando la llamada es redirigida a una operadora la misma no puede ser transferida siempre porque dichas personas están teletrabajando y no todas tienen los dispositivos para hacer dicho desvío. "En una situación desesperada en la que una mujer llama para pedir ayuda y donde su vida depende de cada segundo que pase ¿cómo es posible que se encuentre con esta grabación?", dice Morales Porro.

Preguntado al respecto el diputado del PP, Jaime de los Santos González, reconoce que "a pesar de ser el portavoz de la Comisión de Mujer nunca ha llamado al número para saber de su funcionamiento, pero ahora tras lo que me cometas así lo haré". Sin embargo, quita hierro al asunto y no considera que a pesar de esto “el servicio falle o no sea efectivo".

Todo esto para la política socialista es prueba de la falta de compromiso del Gobierno Regional. "Las campañas contra la violencia machista siempre son importantes, pero en unos momentos en que las mujeres están confinadas con su agresor 24 horas al día, pueden ser vitales. No solo las destinadas a la víctima (cargando toda la responsabilidad en ella) para que pueda conocer los recursos disponibles. También son necesarias, máxime ahora, las que recuerdan a la ciudadanía que la violencia de género nos interpela como sociedad, y que debemos estar más alerta que nunca para apoyar a la víctima y denunciar. De ahí nuestra insistencia en reclamar a la Comunidad de Madrid campañas contra la violencia machista adaptadas a las circunstancias derivadas del coronavirus", recalca la socialista.

Falta de transparencia

Sobre lo relativo a la cuantía económica invertida para estas acciones, desde la Consejería de Igualdad, dirigida por Alberto Reyero de Ciudadanos, remiten a un documento oficial en el que se habla "de los recursos económicos" destinados a ayudar a víctimas de violencia de género durante el Covid-19, pero que carece de cifras. Fuentes de la Consejería han afirmado a Público que "las cuantías se entregarán en su momento a los diferentes grupos políticos", pero reconocen desconocer la fecha en que se hará dicha comunicación.

La falta de transparencia se suma a la falta de respuesta del Gobierno Regional cada vez que el grupo socialista ha pedido campañas específicas o la puesta en marcha de protocolos específicos de violencia sexual. "Este tema debería ser algo a abordar con urgencia, puesto que las cifras son alarmantes, el victimario suele ser alguien del entorno cercano y no tenemos ni plan de prevención, ni protocolo de actuación en la Comunidad de Madrid. Algo que le hemos reclamado en numerosas ocasiones desde el Grupo Socialista", se queja Morales Porro.

No vale lo mismo de siempre

A estas denuncias, la representante socialista añade que, dada la situación excepcional de esta pandemia, se requiere que la ayuda a estas mujeres y sus criaturas esté a la altura de las circunstancias. "Estamos ante una situación sin precedentes y hay que adoptar medidas específicas de manera inmediata. Precisamente para este propósito el Gobierno Central ha flexibilizado el gasto de los fondos del Pacto de Estado. La Comunidad de Madrid debe adaptar los protocolos a las circunstancias del Covid 19, entre otras cosas aumentar la coordinación con los ayuntamientos y con el Ministerio del Interior, que son quienes están haciendo un seguimiento diario y masivo de los casos de violencia machista conocidos. Apenas ha habido altas en los centros de emergencia de la Comunidad de Madrid y es un dato muy preocupante, porque la violencia no desaparece, la estarán sufriendo en la invisibilidad de su hogar".

A pesar de que la Comunidad de Madrid anunció que habían hecho llegar a su red de centros contra la violencia machista indicaciones para evitar el contagio, la diputada socialista añade que no enviaron el material de protección para poder cumplirlas. "Han sido muchos ayuntamientos quienes están donando ese material, aunque no sea su competencia, para proteger a profesionales y usuarias. Además, hay otra situación acuciante: la de la violencia sexual. Según diversas expertas, el grueso de la violencia sexual se produce en el entorno más cercano. Así que, de nuevo, el espacio que debería ser el más seguro, se convierte en una trampa. Por eso le pedimos a la Dirección de Igualdad acciones específicas para abordar la violencia sexual durante la situación de reclusión. Hasta ahora, sin éxito. Hay mucha opacidad por parte de la Comunidad, y sin datos, sin conocer bien la situación, es difícil poder hacer propuestas muy concretas", afirma Morales Porro.

El doble olvido de las mujeres prostituidas

Si existen denuncias por parte de la oposición sobre el tratamiento que se está dando a las víctimas de violencia de género en el Gobierno de Díaz Ayuso, la situación es much peor cuando se trata de víctimas de víctimas de explotación sexual o trata. Para Morales Porro, "están viviendo algo terrible, muchas están en situación irregular y no figuran en ningún registro. Son, como dice APRAMP, las excluidas de las excluidas. Están siendo retenidas en los clubs o pisos, sin medidas de aislamiento y sin acceso a sanidad. O, si el prostíbulo cierra, se quedan en la calle sin nada. Hasta poder tener una ayuda básica en su caso es dificilísimo porque como no existen, no cumplen los requisitos habituales, como un tiempo de empadronamiento. Y es que como APRAMP (la asociación que desde hace décadas ayuda a todas estas mujeres) está denunciando el mapeo y la red de contactos que, con años de trabajo, habían conseguido generar y que era fundamental para prestarles ayuda, se ha perdido en un 35% por los rápidos movimientos de los proxenetas para trasladarlas a pisos, donde es más fácil esconderlas. Esto tiene como consecuencia que su deuda va a aumentar, y que, a medida que aumenten las semanas sin que sean rentables, lo hará probablemente también la violencia de los proxenetas hacia ellas".

Ante la ausencia de medidas del Gobierno Regional, lo que el Grupo Socialista está haciendo es pedir ayuda a diferentes municipios para que mapeen la prostitución. "La Federación Madrileña de Municipios, presidida por Guillermo Hita, alcalde de Arganda, comprende la gravedad de la situación. Por eso, están solicitando a los municipios madrileños que colaboren en rehacer ese mapeo que es fundamental para poder ayudar a las mujeres en situación de prostitución y trata. No es una tarea sencilla porque los proxenetas son capaces de mover a las mujeres de un piso a otro con facilidad, pero nuestra determinación debe ser mayor que la falta de escrúpulos de proxenetas y puteros", destaca Lorena Morales Porro.

La vulnerabilidad máxima

Morales Porro y su grupo han pedido a la presidenta de la Comunidad de Madrid un incremento en el número de recursos residenciales, el aumento de las ayudas a entidades especializadas para una atención integral y la creación de una renta social de urgencia. "El número de plazas residenciales en nuestra Comunidad es completamente insuficiente. Únicamente hay 25 cuando sólo en el Polígono Marconi se cuentan por cientos las mujeres. El Gobierno central ha ofrecido alojamientos turísticos para paliar esta carencia de manera urgente. Pero es necesario que la Comunidad incremente lo destinado a la atención de estas mujeres, que debe ser integral y con la mirada larga para que puedan tener una alternativa de vida digna. Las entidades especializadas podrían hacer una labor aún mejor si el Gobierno de Ayuso les facilitara los recursos necesarios. También, una renta de emergencia social sería una buena medida en este proceso de recuperación. Otras regiones la han puesto en marcha recientemente invirtiendo más de 2 millones de euros, que se irán ampliando".

Lo que también denuncia Morales Porro es el parche que el Gobierno Regional pone al aprobar una medida que flexibiliza la contratación de profesionales por parte de las entidades y que es sinónimo de que no estén atendidas adecuadamente. "La Comunidad, en medio de una crisis gravísima, está permitiendo que se empeore la atención que reciben las víctimas de violencia machista y que eso se intente trasladar como una "ayuda" que da el Gobierno Regional a las entidades. La verdadera ayuda sería aumentar la inversión, para que estas entidades pudieran atender a más mujeres y de la mejor forma posible".

"Somos conscientes de que la crisis provocada por el coronavirus es brutal, pero, el machismo sigue muy presente. El compromiso contra la violencia de género se demuestra con buenas políticas públicas acompañadas de recursos. Y el Gobierno Regional debe actuar con urgencia. Las víctimas de esta lacra no tienen tiempo que perder", concluye Morales.

Más noticias