Público
Público

Lomloe Las comunidades del PP boicotean la nueva ley de educación y Celaá advierte: "Buscan confundir a la ciudadanía"

La ministra de Educación asegura que es falso que se estén adelantando las fechas de matriculación del próximo curso al ser habitual que este proceso empiece en diciembre. Sin embargo, también ha confirmado que las comunidades podrán sortear la aplicación de la Lomloe mediante esta fórmula.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, en el Congreso.
La ministra de Educación, Isabel Celaá en el Congreso.  EFE

beatriz asuar gallego

Las comunidades del PP han anunciado un boicot a la Lomloe, la nueva ley de educación que prevé aprobarse en el Senado el próximo 23 de diciembre. El líder del partido conservador, Pablo Casado, dijo este sábado que las comunidades autónomas en las que gobiernan van a adelantar los plazos de inscripción de los estudiantes para el curso 2021/2022 para no tener que aplicar la nueva ley. La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha asegurado que es habitual que varias comunidades inicien este proceso durante el mes de diciembre y ha advertido: "Es una estrategia política que busca confundir a la ciudadanía. No hay adelanto".

La ministra se ha posicionado así durante la rueda de prensa tras la Conferencia Sectorial de Educación en la que se han reunido las autoridades educativas de las comunidades autónomas y del Gobierno. Varios consejeros regionales han planteado su disconformidad con la ley. 

Celaá ha asegurado que ya en años anteriores el proceso de inscripción ha comenzado en diciembre. Según la ministra, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid publicó su resolución de inicio del comienzo de curso del proceso de diciembre el 18 de diciembre de 2019 y el 2 de diciembre de 2017. Las instrucciones en esta región ya se aprobaron este 2020 el pasado 4 de diciembre. "Es un procedimiento administrativo habitual, no hay tal adelanto. Recomiendo a los portavoces del PP que se preocupen más por aplicar medidas educativas y usen bien los fondos", ha insistido la ministra.

Pese a este reproche, las comunidades que publiquen al menos en diciembre las instrucciones sí podrán sortear la aplicación de la Lomloe durante el próximo curso escolar. La propia ley regula el calendario de implantación y establece la salvedad de aplicación de la norma en "los procesos que se hubieran iniciado con anterioridad a la entrada en vigor de esta ley". Estos procesos se regirán "por la norma vigente en el momento de iniciarse".

Varios consejeros regionales del PP y portavoces de los conservadores han explicado en estos días que han utilizado esta prerrogativa para regir el próximo curso escolar por la Lomce, la conocida como Ley Wert. De hecho, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha repetido este discurso en rueda de prensa este lunes y ha añadido: "No dejaremos pasar de curso con suspensos". La nueva ley convierte la repetición en una situación excepcional y permite a los alumnos titularse en Bachillerato con una asignatura suspendida. La ministra sobre estas intenciones se ha mostrado tajante: "No contemplo la posibilidad de que una fuerza política pueda incitar al no cumplimiento de una ley orgánica respaldada por mayoría absoluta".

La Lomloe ya ha sido aprobada en el Congreso, pero continúa su trámite parlamentario en el Senado y prevé aprobarse el próximo 23 de diciembre. Justo este lunes el Pleno del Senado debate una moción del PP para pedir la paralización de la reforma educativa.

Celaá pide extremar las precauciones tras la Navidad

La ministra ha asegurado que todas las comunidades han valorado positivamente en la reunión el desarrollo del primer trimestre de este curso escolar: "Lo hemos superado con nota. El objetivo que nos marcamos en junio fue la presencialidad y lo hemos conseguido. Esto no es fruto de la casualidad ni de la suerte: es del esfuerzo de la comunidad educativa y de la inversión sin precedentes del Gobierno en educación. Recordaréis las semanas tan complicadas que vivimos en agosto y septiembre cuando la reapertura de las escuelas se presentaba como una misión imposible y casi suicida. Trabajamos durante meses en diseñar una vuelta segura a las escuelas. Repasamos los planes de contingencias. Y, a pesar de la enorme presión mediática, se apostó por la presencialidad", ha afirmado la ministra en rueda de prensa. 

Los datos del Gobierno avalan que la estrategia que diseñó Educación junto a las comunidades autónomas ha funcionado: en estos tres meses, ninguna semana ha habido más de 35 centros educativos cerrados en toda España, lo que supone menos del 0,2% del total de centros. El porcentaje de aulas cerradas se ha mantenido, por su parte, por debajo del 2%. Los datos de esta última semana indican que permanece cerrado el 0,04% de los centros y está en cuarentena el 0,7% de las aulas, frente al 0,9% que lo estaba a finales de septiembre.

Sin embargo, la ministra ha pedido a las familias tener "muchísimo cuidado" durante la Navidad por la posibilidad de un repunte tras estas fechas. "Hay que extremar las precauciones ante la vuelta de las vacaciones de Navidad", ha insistido.

Más noticias de Política y Sociedad