Público
Público

Las comunidades toman medidas dispares ante los contagios: de las restricciones en el País Valencià a la inacción de Madrid

La elevada incidencia no está provocando un gran aumento en la ocupación hospitalaria, que evita que técnicamente las comunidades estén riesgo alto, a pesar del alto número de contagios. Sin embargo, como medida de prevención, algunas regiones ya han cerrado el ocio nocturno, mientras hay otras que no toman medidas pese a estar en mayor nivel de riesgo.

Personas comen en la terraza de un restaurante de Orense, el pasado miércoles 7 de julio.
Personas comen en la terraza de un restaurante de Orense, el pasado miércoles 7 de julio. Brais Lorenzo / EFE

Este miércoles la ministra de Sanidad, Carolina Darias, afirmó que no se tomará ninguna nueva restricción a nivel estatal ante el aumento de los contagios, pero recordó que sigue vigente un plan aprobado por el Consejo Interterritorial de Salud que indica las medidas que se deben tomar para cada nivel de riesgo. Estas restricciones las pueden poner en marcha las comunidades autónomas sin necesidad de ningún estado de alarma. No son obligatorias, pero sí recomendaciones aprobadas por técnicos de Sanidad y las comunidades autónomas. Sin embargo, y como ha pasado en varias ocasiones a lo largo de la pandemia, muchas regiones no siguen esta estrategia. Y esto desemboca en situaciones muy desiguales con regiones con restricciones más duras que otras pese a que están en mejor situación.

Analizar ahora los niveles de riesgo es mucho más complejo que hace unos meses. Los indicadores por los que una región se sitúa en un nivel de alerta determinado no han cambiado, pero las vacunas han conseguido frenar drásticamente la enfermedad que produce la covid-19. Por ello, la incidencia acumulada general está disparada, pero los niveles de ocupación hospitalaria —otro de los parámetros para determinar el nivel de riesgo en el que se encuentra cada comunidad— son muy bajos en comparación con el número de contagios.

Por esto, aunque la incidencia acumulada en 14 días y en 17 días de la mayoría de las comunidades corresponda al nivel de riesgo alto o extremo, los otros indicadores no llevan a que ninguna región se sitúe en esos niveles de alerta. La siguiente tabla, con datos de este miércoles 7 de junio y de este 8 de junio, de los informes epidemiológicos del Ministerio de Sanidad, muestran la situación de cada comunidad. 

Dadas estas circunstancias, no hay ninguna comunidad que, según el último documento aprobado por el Consejo Interterritorial, tendría que cerrar el ocio nocturno. Aunque varias de ellas —como Catalunya, el País Valencià, Murcia, Navarra o La Rioja— han decidido cerrarlo o limitar sus horarios para evitar que los contagios sigan creciendo. De todas ellas, Catalunya es la única que está en riesgo medio. El resto de autonomías están en riesgo bajo, aunque la incidencia se ha disparado en la última semana.

Sin embargo, otras comunidades están también en riesgo medio o tienen la incidencia disparada y no han tomado ninguna medida que limite el ocio nocturno o la hostelería, como son los casos de Andalucía y Madrid. 

La situación que más destaca es la de la Comunidad de Madrid porque es la única región, junto a Catalunya, que se encuentra en el nivel de alerta 2 (riesgo medio) y no ha tomado ninguna medida sobre la hostelería o las reuniones sociales. Y según el documento estatal, hay varias restricciones que, en la situación actual, debería tomar sobre distintos sectores: 

Hostelería: Máximo de seis comensales por mesa y 1/3 del aforo en interior. Prohibición de consumo en barra y música a alto volumen. El aforo en exterior puede ser del 75%.

Discotecas: Las comunidades deben valorar su cierre. Si se mantienen abiertas, hay que seguir las recomendaciones de hostelería. Se deben establecer registros para garantizar la trazabilidad de todos los asistentes ante la posible detección de un caso durante los siguientes 30 días.

Movilidad: Recomendar limitación de los viajes no esenciales fuera de
la unidad territorial evaluada.

Ceremonias: No deberían superar 1/3 del aforo en interior.

Zonas interiores de centros deportivos y gimnasios: Máximo del 50% de aforo.

La evolución de la pandemia en estos momentos está en el aire. La vacunación avanza a un nivel muy rápido y un 70,6% de mayores de 40 años ya se ha inmunizado, según el último informe del Ministerio de Sanidad. El problema sigue siendo la evolución de la incidencia que ha subido 25 puntos en las últimas 24 horas, hasta situarse en los 277 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días

Más noticias