Público
Público

Comunitat Valenciana El Hospital de Alzira ya es de control público tras casi 20 años de nefasta gestión privada

Tras casi dos décadas funcionando como una concesión administrativa a una empresa, empieza el "principio del fin" del modelo de privatización sanitaria que el Partido Popular inició en la Comunitat Valenciana con este centro.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

La consellera de Sanidad, Carmen Montón (5i), posa con el nuevo equipo directivo del Hospital de La Ribera. EFE/Kai Försterling

El paso de lo privado a la gestión pública del Hospital La Ribera en Alzira, en Valencia, se ha hecho por fin efectivo este domingo. Tras casi veinte años funcionando como una concesión administrativa, esta reversión supone el "principio del fin" del modelo de privatización que ha fracaso en dicho centro.

Carmen Montón, Consellera de Sanidad, ha asegurado que la transición se ha realizado con "absoluta normalidad y sin incidencias" y que durante esta noche han sido atendidas 99 personas en urgencias y se ha producido el nacimiento de una niña. Montón ha visitado el hospital horas después de que haya espirado el contrato con Ribera Salud, que hasta ahora gestionaba de manera privada.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, en un vídeo transmitido por su cuenta de Twitter, ha asegurado que se trata de un "día importante" para la sanidad valenciana porque "ante la Sanidad todas las personas debemos ser iguales, sin diferencias por razones económicas".

Puig ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos de la Ribera que, ha dicho, "van a estar atendidos con toda la profesionalidad, como siempre" y ha afirmado que este domingo "comenzamos una nueva etapa que mejorará la salud asistencial".

"La salud es un derecho, no un negocio"

La Conselleria lleva trabajando en esta reversión desde que hace dieciocho meses se comunicó a Ribera Salud que no se renovaría el contrato. Hace un año entregó a la empresa concesionaria las normas de reversión garantizar la normalidad en la transición.

Montón ha asegurado que el proceso se ha realizado de manera "ordenada, planificada y transparente" y supone un "compromiso cumplido" del Pacto del Botánico porque para el Consell la salud "es un derecho, no un negocio".

El Departamento arranca con una plantilla de 1.423 trabajadores fijos, 254 temporales que cesaron ayer pero serán reemplazados a través de la Bolsa, y con 310 trabajadores estatutarios, y Sanidad prevé la incorporación de 303 nuevos trabajadores en lo que queda de año, para el que ya están organizados todos los turnos.

Con el paso del Departamento de Salud de La Ribera a la gestión directa pública se inicia el fin del "modelo Alzira" que hace dos décadas inicio de manera pionera el Partido Popular de la Comunitat Valenciana. 

Más noticias en Política y Sociedad