Público
Público

conciliación laboral Una abuela neozelandesa cobra a su hija por cuidar de su nieto y abre el debate: "No soy una guardería"

"Trabajo para mí y creo que ella debería entender que estaría renunciando a mi tiempo", explica la mujer, que le pidió a su hija una contribución de 10 euros por hora por ocuparse de su bebé. 

Abuela y su nieto paseando.
Abuela y su nieto paseando. Istock

Lucía Velázquez

Una abuela de Nueva Zelanda ha abierto el debate en Internet sobre el cuidado de los nietos después de contar que ha decidido cobrar a su hija por cuidarlo algunos días mientras ella trabaja. La mujer decidió publicar su historia en Reddit y preguntar si las demás personas creen que hizo bien al pedir la contribución por ocuparse del niño. "No soy una guardería, tengo mi propia vida", argumentó esta abuela indignada en la web.

"Mi hija tiene 29 años, tiene un hijo de un año y pronto tendrá que volver a trabajar", se puede leer en la publicación de la que se han hecho eco distintos periódicos locales. "Ella trabaja cinco días a la semana, alrededor de 7-8 horas al día de 7:30 am a 3:00 pm, y me preguntó si estaría dispuesta a cuidar a su hijo dos o tres días a la semana".

La hija argumentó que el dinero que le pedía su madre era más de lo que podía pagar con el salario que ganaba en su actual trabajo

"Por supuesto que estoy abierta a pasar tiempo con mi nieto", prosigue la abuela en el foro para añadir que "le expliqué que me gustaría recibir un pago de 12 dólares australianos (10 euros) por hora". Tal y como cuenta en el foro, su hija aceptó la propuesta y quiso entender lo que su madre proponía, pero sugirió un cobro menor, de unos 10 dólares (8 euros la hora). La hija argumentó que el precio que le pedía era más de lo que podía pagar con el salario que ganaba en su actual trabajo, que eran de unas 22 dólares por hora. Es decir, esta abuela quería pedir por cuidar de su nieto más de la mitad de lo que su hija podía ganar en su puesto de trabajo.

A la abuela, sin embargo, esta petición de rebajar el salario no pareció haberle gustado para nada. "Trabajo para mí y creo que ella debería entender que estaría renunciando a mi tiempo cuando trabajo desde casa, y si voy a estar renunciando a ese tiempo entonces necesito dinero para reemplazar ese tiempo al que estoy renunciando", añadía. Además, cuenta que su hija se ofreció en todo momento a pagar la alimentación de su bebé, así como otros gastos necesarios y que solo serían dos o tres días, ya que el resto de la semana se ocuparían del bebé sus abuelos paternos.

La historia tiene más de 400 comentarios debatiendo sobre el asunto y entre ellos hay comentarios de todo tipo. Y si bien algunos han comprendido que la abuela no tiene ningún deber de cuidar a su nieto, algunos lectores del foro le han achacado su falta de empatía por pedir una contribución tan alta. "Amiga, solo di que no quieres cuidar niños. Estás pidiendo más de 2/3 del dinero que gana antes de impuestos. Obviamente, no puede pagar eso", le comentaba una persona. Otros coincidían en que era un error pedir tanto dinero, puesto que eso era lo que normalmente cobraban los centros especializados. "Claro, probablemente tendrá que pagar eso en una guardería, tal vez incluso más. Pero un centro viene con calificaciones y certificaciones", agregaba otro usuario.

Sin duda, esta abuela neozelandesa ha abierto un debate interesante en Internet que gira alrededor del tema de la conciliación laboral y los cuidados: ¿Tienen los abuelos alguna obligación moral de cuidar a sus nietos cuando los padres tienes que trabajar?

Más noticias