Público
Público

Violencia machista Condenados por abusos dos acusados de violación que fueron defendidos en el juicio por un abogado de 'La Manada'

La Audiencia de Lleida condena a cuatro años y medio de cárcel a un tío y a su sobrino. La Fiscalía pedía una pena de 15 años de prisión para cada uno de ellos por un delito continuado de agresión sexual, mientras que la defensa solicitaba la absolución al entender que las relaciones fueron consentidas. Jamás lo fueron.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Sede de la Audiencia Provincial de Lleida. ARCHIVO/EP

La Audiencia de Lleida ha condenado a cuatro años y medio de cárcel a un tío y a su sobrino por sendos delitos de abuso sexual a una joven a la que violaron el 17 de agosto de 2017 a la salida de un bar de Vielha, en Lleida. La Fiscalía pedía 15 años por un delito continuado de agresión sexual. Los dos condenados han sido defendidos en el juicio por el abogado Agustín Martínez, que lleva entre otros casos a algunos miembros de 'La Manada'.

La sentencia considera "totalmente creíble, coherente y sincera" la declaración de la joven durante el juicio que se llevó a cabo el pasado 8 de noviembre en la Audiencia de Lleida. Sin embargo, el fallo defiende que del testimonio de la joven no puede concluirse que las prácticas sexuales a las que fue sometida "se realizaran venciendo su voluntad mediante una acción violenta o intimidativa, que permitan calificar el atentado a su libertad sexual como delito de agresión".

La víctima explicó que al salir de una discoteca de Vielha uno de los acusados la llevó hasta una rampa cercana al local, la puso contra una ventana con barrotes, le bajó los pantalones y la ropa interior y abusó sexualmente de ella pese a su negativa.

Seguidamente, según señala la sentencia, el condenado se dirigió al sobrino que había acudido al lugar "y le dijo 'Ahora te toca a ti". El hombre también penetró vaginalmente a la joven. Durante su declaración, la víctima explicó, entre sollozos, que el día de los hechos lloró diciéndoles "no" y pidiéndoles que pararan, y que no se resistió físicamente por miedo.

En el juicio los acusados reconocieron haber mantenido relaciones sexuales con la víctima pero alegaron que fueron consentidas. La Fiscalía pedía una pena de 15 años de prisión para cada uno de ellos por un delito continuado de agresión sexual y una indemnización de 25.000 euros por los daños morales ocasionados, mientras que la defensa de los acusados pedía la absolución. La sentencia prohíbe también a los acusados que se acerquen a menos de 100 metros de la víctima durante 6 años y les obliga a indemnizar a la joven con 7.000 euros cada uno.

A juicio del tribunal, las prácticas sexuales "se llevaron a cabo en todo caso, aprovechándose los autores para abusar de ella de su carácter vulnerable, lo que unido a la previa ingesta de bebidas alcohólicas y ansiolíticos, posiblemente pudo debilitar su capacidad de defensa, haciendo ya por ello innecesario acudir a actuaciones violentas o intimidatorlas".   

El abogado Agustín Martínez ha avanzado que recurrirá la sentencia, pedirá la libertad de ambos que están en prisión preventiva y ha recordado que la Fiscalía pedía 15 años de cárcel por un delito continuado de agresión sexual para cada uno de ellos, algo que el tribunal no ha secundado. "Mañana mismo pediré la libertad para ambos, con una condena de cuatro años ya pueden salir a la calle", ha afirmado Martínez.

Más noticias en Política y Sociedad