Público
Público

El conflicto del taxi El Gobierno de Madrid rechaza la propuesta de los taxistas mientras las empresas de VTC en Barcelona anuncian un ERE masivo

"La Comunidad de Madrid no va a legislar para eliminar el sector de los VTC", afirma el presidente madrileño, Ángel Garrido. Por su parte, la patronal de los VTC afirma que el viernes, coincidiendo con la entrada en vigor del decreto de la Generalitat, se presentarán los primeros ERE en Catalunya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los taxistas queman un cartel del PP con la cara del presidente de la Comunidad de Madrid en segundo día consecutivo en la madrileña Puerta del Sol. (KIKO HUESCA | EFE)

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha rechazado este miércoles la propuesta de regulación de los vehículos de transporte con conductor (VTC) que le han presentado las cinco asociaciones del sector del taxi de Madrid, ya que cree que es "aún más radical que las anteriores"

Las asociaciones convocantes de la huelga indefinida en Madrid—que ya ha llegado a su décimo día— una reforma legislativa en la que se fije un tiempo de precontratación del sector VTC de "un mínimo de 60 minutos" y un recorrido mínimo de 5 kilómetros, aunque se deja a los municipios la posibilidad de aumentar este intervalo de tiempo. 

Garrido, que ha comparecido junto al vicepresidente, Pedro Rollán, y la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, ha señalado que la propuesta es "inaceptable", "no hay ningún punto de acuerdo" y supone "un intento claro de eliminar la competencia y hacer desaparecer el sector de los VTC en la Comunidad de Madrid".

El documento exige precontratación con una hora de antelación y un recorrido mínimo de cinco kilómetros para los VTC que haría "inviable" la prestación del servicio en las ciudades de la región, ha explicado Garrido.

"La Comunidad de Madrid no va a legislar para eliminar el sector de los VTC, un servicio que valoran de forma positiva todos los madrileños", ha dicho Garrido. Argumenta además el presidente madrileño que las reclamaciones que podrían hacer las empresas de los VTC "comprometerían el futuro de las cuentas" de la región y "el bolsillo de todos los madrileños porque las indemnizaciones las tendríamos que pagar entre todos".

El acuerdo en Madrid parece imposible  y no sólo por la negativa de la Comunidad de Madrid, sino por las palabras que ha pronunciado este mismo miércoles el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, quien ha afeado a los taxistas que hayan dejado —dice— su representación en manos de "radicales podemizados", lo que en su opinión ha llevado a estos profesionales a estar "solos y equivocados".

En una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo regional, Garrido ha denunciado la "dejación" de funciones de la Delegación del Gobierno por haber "permitido las toma de las calles de Madrid por sectores radicalizados" y ha calificado al titular de Fomento, José Luis Ábalos, de ser "el ministro más indolente e irresponsable de la historia". 

ERE en Barcelona

Mientras en Madrid el acuerdo aún está muy lejos, en Barcelona, la patronal de los VTC, Unauto, ha anunciado que este próximo viernes varias empresas presentarán expedientes de regulación de empleo. Será el mismo día en el que entra en vigor del decreto del Govern catalán que regula su actividad.

En un comunicado, Unauto VTC Catalunya denuncia que la obligación que contempla la norma catalana de contratar un servicio con una antelación mínima de 15 minutos "es una restricción impuesta por el sector del taxi exclusivamente destinada a hacer desaparecer al VTC de Catalunya".

La patronal atribuye esta normativa restrictiva "al bloqueo de la ciudad de Barcelona por parte del taxi" y "a un conseller (Damià Calvet) secuestrado, incapaz de regular en favor del interés general".

En esta línea, ha afirmado que el decreto "lo que sí blinda son los elevadísimos ingresos del taxi de Barcelona, el valor de sus licencias y su capacidad para seguir aumentando las tarifas y los suplementos injustificados".

De hecho, una de las empresas de VTC presente en Barcelona, Vector Ronda, que cuenta con unas 600 licencias, ha comunicado este miércoles a los trabajadores el inicio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá el despido de toda la plantilla, integrada por unos mil empleados.

La portavoz de los conductores de esta compañía, María José Delgado, ha explicado que la plantilla se opondrá al ERE, aunque hacen responsable de los posibles despidos al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

"Desde este momento hacemos responsable de cada uno de los despidos que se produzcan al conseller Damià Calvet, al que exigimos su dimisión inmediata", ha afirmado Delgado, que ha avanzado también que continuarán "la lucha" por sus puestos de trabajo.

Vector Ronda es el principal tenedor de permisos de VTC en Cataluñnya, con aproximadamente unas 600 y un millar de trabajadores, y trabaja preferentemente con la plataforma Cabify.

Más noticias en Política y Sociedad