Público
Público

Confusión entre los vacunados y contradicciones de las Administraciones por la segunda dosis de AstraZeneca

El Ministerio de Sanidad y varias comunidades autónomas, sobre todo del PP, entran en guerra por las recomendaciones sobre la segunda dosis que se debe poner a los menores de 60 años que recibieron la primera pauta de AstraZeneca.

Un enfermero pone la segunda dosis de la vacuna AstraZéneca a un hombre este martes en el estadio murciano de Nueva Condomina.
Un enfermero pone la segunda dosis de la vacuna AstraZéneca a un hombre  el martes pasado en el estadio murciano de Nueva Condomina. Marcial Guillén / EFE

Cada vez es más complicado entender el lío que han generado el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas con la segunda dosis de AstraZeneca. El proceso de vacunación no ha sido fácil en ningún momento, pero las contradicciones continúas sobre este asunto entre las autoridades sanitarias están generando una confusión inédita. Los ciudadanos, dependiendo de la región en la que vivan, reciben una recomendación u otra de su Gobierno autonómico. Pero en niveles más altos se repiten las choques: el Ministerio de Sanidad dice que los menores de 60 años que recibieron la primera pauta de AstraZeneca deben vacunarse con Pfizer, mientras que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda completar la inmunización con la misma vacuna que la de la primera pauta.

Parte de este debate es imposible entender porque Sanidad no se ha parado a explicar a la sociedad los miedos reales. Más allá de los casos muy inusuales de trombos, todos los Gobiernos de la Unión Europea (UE) temen que la AstraZeneca siga sin cumplir con los envíos pactados en los contratos pese a que es la farmacéutica que más ha cumplido con las entregas respecto al total de adquiridas de compras anticipadas en España, según 20 minutos. Este sábado llegan 260.000 dosis más de la vacuna de AstraZeneca y, además, la ministra Carolina Darias reconoció el pasado miércoles que no cree que vayan a existir problemas de escasez.

Las indicaciones nunca fueron claras. Sanidad se quería sustentar en un estudio del Instituto de Carlos III, válido pero con muchas limitaciones, para imponer que la segunda dosis fuera de Pfizer. Varias comunidades se opusieron y en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud se decidió que los ciudadanos pudieran elegir, firmando un consentimiento si optaban por AstraZeneca. La confusión ya llegó entonces a la sociedad porque las autoridades sanitarias europeas insistían en que había que completar la pauta con la misma vacuna. Multitud de expertos también explicaron por redes sociales y medios de comunicación que no entendían la decisión del Gobierno español.

Pese a la confusión inicial, el problema se podía haber quedado ahí, pero no ha hecho más que agravarse durante esta semana. Antes del Consejo Interterritorial, este debate se tuvo en la Comisión de Salud Pública y fue una de las discusiones más intensas y reñidas sobre el proceso de vacunación. Varias comunidades se oponían y, a lo largo de la semana, dirigentes autonómicos han recomendado a sus ciudadanos que se vacunen con AstraZeneca, haciendo caso omiso a la recomendación de Sanidad.

Esto ha llevado a que el departamento de Carolina Darias reproche a los responsables de vacunación de las comunidades estas declaraciones públicas por no seguir el acuerdo del Consejo Interterritorial. "Pfizer tiene prioridad sobre AstraZeneca", comunicaron desde Sanidad a las comunidades autónomas.

Esto se hizo después de que se conozcan datos sobre la preferencia de los ciudadanos a completar la segunda dosis con una u otra marca: en Murcia un 90% de los menores de 60 optan por AstraZeneca, en Galicia un 87% de los contactados también se inclina por ella y en Andalucía hasta un 99%, según los datos autonómicos. Las tres regiones tienen en común que han lanzado la recomendación de continuar con esta vacuna anglo-sueca. En Galicia se pide consentimiento con cualquiera de las dos opciones (segunda dosis con AstraZeneca o con Pfizer). Las tres comunidades también están gobernadas por el PP. La Comunidad de Madrid, también del PP, ha anunciado este viernes que, pese a la indicación de Sanidad, recomendará la inmunización con AstraZeneca.

Sanidad ha entendido estas decisiones de la comunidades como una deslealtad, pese a que el miércoles la ministra Carolina Darias achacó a un problema de comunicación que los ya vacunados por AstraZeneca se estuvieran decantando con seguir con la misma marca. 

Y bien, ¿qué se debe hacer ahora?, ¿cómo elegir cuando haya que ponerse la segunda dosis? Pese a que Sanidad recomienda Pfizer, lo cierto es que las dos vacunas son seguras y generan inmunidad, aunque el debate tiene un trasfondo aún más profundo que está marcando la agenda de vacunación, tal y como reconocen fuentes de Sanidad en conversaciones privadas.

Con la vacuna anglo-sueca de Astrazeneca ha habido, según la UE, muchos problemas por el retraso de llegadas de las vacunas: Bruselas y la farmacéutica han protagonizado sucesivos desencuentros que han llevado a que la UE decida no renovar más contratos. Se llegan incluso a pedir multas millonarias para AstraZeneca.

Estos dos hechos, junto a la mala prensa que ha tenido este suero, llevaron a que la UE fíe sus objetivos de inmunización a las vacunas de ARN-mensajero, las de Pfizer y Moderna. Sobre todo, con la primera. La Comisión Europea ha firmado este mismo jueves el nuevo contrato de compra para contar con 900 millones de vacunas en el periodo 2022-2023, con una opción de compra por otra cantidad equivalente, lo que podría elevar el contingente total hasta las 1.800 millones de dosis. Esto lleva a que, si se necesita una tercera dosis en el futuro, algunos de los ya vacunados con Astrazeneca terminarían combinando vacunas con otras marcas, según confirman desde Sanidad a este medio.

Más noticias