Público
Público

Tras consumir éxtasis Condenado a tan solo seis años de cárcel por matar a su hermana y acuchillar a su madre

Tras llegar a un acuerdo de conformidad previo al juicio, el acusado, que había consumido éxtasis, se ha declarado autor de los hechos y ha aceptado cinco años, nueve meses y dos días de prisión, así como una multa de 108 euros. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Edificio de la Audiencia Provincial de Madrid. EFE

Un hombre ha aceptado en la Audiencia Provincial de Madrid ser condenado a cinco años y 9 meses de cárcel por matar de nueve puñaladas a su hermana y acuchillar a su madre y al novio de la primera, que resultaron heridos, en julio de 2017 en el domicilio familiar, en la localidad madrileña de Guadarrama, tras ingerir éxtasis. En sus conclusiones provisionales la Fiscalía pedía 28 años de prisión para Pavel G.S., como presunto autor de un delito consumado de homicidio, otro en grado de tentativa, además de lesiones y resistencia a agente de la autoridad.

A juicio del Ministerio Público concurre en el acusado la circunstancia agravante de parentesco y la eximente incompleta de encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes que afectaron gravemente sus capacidades intelectivas y volitivas. Tras llegar a un acuerdo de conformidad previo al juicio, el acusado se ha declarado autor de los hechos y ha aceptado cinco años, nueve meses y dos días de prisión, así como una multa de 108 euros.

También deberá indemnizar al novio de la fallecida con 32.000 euros por las heridas y las secuelas que le han quedado

Asimismo, Pavel G.S. deberá indemnizar al novio de la fallecida con 32.000 euros por las heridas y las secuelas que le han quedado, y a un policía local de Guadarrama con otros 525 euros. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, durante la noche del 11 de julio de 2017, el acusado, tras ingerir media pastilla de Don Periñón (éxtasis), se dirigió al domicilio familiar, donde vivía con sus padres, su hermana y el novio de esta última.

Sobre las tres de la madrugada la hermana encontró al acusado con un cuchillo de cocina con el que le asestó a esta nueve puñaladas en la cara, en el cuello y en el tórax, así como en la mano derecha en un intento de defenderse, y finalmente murió pocas horas después en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid).

Cuando la madre oyó los gritos de socorro de su hija acudió en su ayuda, momento en el que su hijo le asestó una puñalada en la cabeza; seguidamente también acudió el novio de la fallecida a quien el acusado asestó una puñalada en la boca y otra en el abdomen, siempre según el relato de la Fiscalía que se plasmará en la sentencia en virtud de la conformidad alcanzada por las partes.

Más noticias en Política y Sociedad