Público
Público

Consumo de carne Sánchez presentó en el mes de mayo una estrategia en la que se promovía una reducción del consumo de carne

La estrategia 'España 2050' presentada por el Gobierno en el mes de mayo ya hablaba de la necesidad de reducir el consumo de carne para mitigar los impactos de la crisis climática.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. Valda Kalnina / EFE

"A mí, donde me pongan un chuletón al punto, eso es imbatible". Así ha respondido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Alberto Garzón, después de que el Ministerio de Consumo lanzase una campaña para promover una reducción del consumo de carne entre los españoles. En un vídeo, el ministro de Unidas Podemos abogaba por un descenso de la dieta basada en la ingesta excesiva de carne citando informes científicos sobre el impacto que este producto tiene tanto en la salud individual de las personas como en la salud del planeta. Sin embargo, la propuesta ha desatado una polémica que enfrenta los intereses del Ministerio de Agricultura de Luis Planas con los de la cartera de Alberto Garzón.

Las declaraciones de Sánchez, que ha intentado zanjar la polémica con un respaldo claro a Planas, chocan una vez más con el pasado reciente. Tanto es así que la apuesta por la reducción del consumo de carne en España no es una novedad inventada por el dirigente de Izquierda Unida, sino que el propio Gobierno ya ha promovido iniciativas similares. 

Tan sólo hay que retroceder hasta el mes de mayo, cuando el presidente del Gobierno presentaba ante los medios la ambiciosa estrategia España 2050, un documento elaborado por expertos por encargo de Moncloa en el que se dibujaba cómo sería el país dentro de tres décadas. Entre muchas cosas, el documento centraba los cambios en el modelo de consumo de los españoles como consecuencia de la crisis climática. Es ahí donde el estudio presentado por Sánchez el 20 de mayo hablaba de una reducción de las dietas cárnicas para disminuir la huella ecológica de la agroindustria.

El Ministerio de Transición Ecológica, en 2019: "El consumo de carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%"

Era la primera vez que un Gobierno de España se planteaba algo así. "Esta reducción de ciertos consumos no provocará un empeoramiento de las condiciones de vida ni del bienestar de la ciudadanía. De hecho, probablemente ayudará a mejorarlas. Numerosos estudios señalan que el consumo de carne de la población española es entre dos y cinco veces superior al recomendable", reconocía el documento, con unas palabras que no distan demasiado a las utilizadas esta semana por Garzón.

No obstante, el Ministerio para la Transición Ecológica, que ha permanecido en silencio durante toda la polémica, ya había planteado alguna recomendación similar a la de garzón. De hecho, en su página web se puede ver una publicación de 2019 en la que, haciendo referencia a un documento publicado por la revista científica The Lancet, se ponía énfasis en la necesidad de cambiar los hábitos de consumo hacia fórmulas más saludables y menos nocivas para el planeta: "El consumo mundial de frutas, vegetales, frutos secos y legumbres deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales".

En España el consumo excesivo de carne supera con creces las recomendaciones de diversas autoridades sanitarias y ambientales como la FAO, la OMS o la ONU. Según un estudio de Justicia Alimentaria, los españoles tienen una ingesta de carne semanal cuatro veces superior a lo estipulado por dichas organismos internacionales.

Más noticias