Público
Público

Contratos temporales de la Comunidad de Madrid permiten que se prescinda de sanitarios antes de su vencimiento

En este tipo de contratos se indica que la relación laboral puede finalizar antes de la fecha indicada si "desaparece la necesidad de Recursos Humanos". En hospitales tan importantes como La Paz se ha hecho uso de esta condición pese a que el Gobierno ha indicado a las comunidades que tienen que reforzar los sistemas sanitarios.

Imagen de la entrada del Hospital de La Paz, en Madrid. EFE/Mariscal/Archivo
Imagen de la entrada del Hospital de La Paz, en Madrid. EFE/Mariscal/Archivo

beatriz asuar

La semana pasada prescindieron al menos de diez enfermeros del hospital de La Paz de Madrid antes de que llegara la fecha de finalización que se indicaba en los contratos de los trabajadores. Son sanitarios que se incorporaron en el mes de marzo por la pandemia del coronavirus. En el contrato se estipulaba que terminarían a finales de mayo, pero también indicaban que la relación laboral podría terminar antes si desaparecía "la necesidad de Recursos Humanos"

En todos los hospitales hay menos presión asistencial tanto en las Urgencias como en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Sin embargo, las autoridades sanitarias llevan semanas advirtiendo de que tener una fuerte capacidad asistencial es una de las claves para el proceso de desescalada. "El reforzamiento iniciado en las últimas semanas en todas las comunidades autónomas debe consolidarse y se debe garantizar la posibilidad de desplegar capacidades adicionales que estén operativas en un breve espacio de tiempo", indicó el Gobierno este domingo en el informe Recomendaciones sanitarias para la estrategia de transición que presentó en la conferencia de presidentes.

El Ejecutivo ha apuntado cuatro áreas claves que hay que asegurar antes de que los territorios empiecen la desescalada: la asistencia sanitaria, la vigilancia epidemiológica, la identificación y contención precoz de fuentes de contagio y las medidas de protección colectiva. El aumento de la capacidad asistencial lo señalan como "fundamental".

"Un brote de Covid-19 tiene el potencial de desbordar el sistema asistencial de cualquier país, independientemente de sus capacidades habituales. La experiencia del último mes en algunas zonas de alta incidencia en España lo demuestra. No nos podemos permitir volver a poner al sistema en una situación similar, por lo que es importante tomar medidas que eviten este riesgo", indican en el documento. Una de las zonas más afectadas por la emergencia sanitaria desde el principio ha sido la Comunidad de Madrid. El sistema sanitario ha estado al borde del colapso durante varias semanas.

Sin embargo, comunidades como Madrid y Castilla y León han empezado a deshacer los avances en el refuerzo del sistema sanitario a nivel de personal. Tras conocer que ambas regiones prescinden ya de personal temporal, sanitarios de Madrid denuncian que su futuro es aún más incierto porque en sus contratos se permite que se prescinda de ellos antes incluso de que llegue la fecha de finalización de la relación laboral estipulada.

"Este nombramiento finalizará con anterioridad a la fecha indicada siempre que desaparezca la necesidad de Recursos Humanos de naturaleza temporal, coyuntural o extraordinaria, como consecuencia del incremento de los efectivos existentes a la fecha de la firma del presente nombramiento en la categoría objeto del mismo", se señala en las condiciones de nombramiento de varios contratos de enfermeras a los que ha tenido acceso Público

Una de las enfermeras que ya ha dejado de trabajar en La Paz cuenta que desde Recursos Humanos rescindían los contratos por orden de la Comunidad de Madrid. La Consejería de Sanidad, pese a ser consultada por este medio por este tipo de contratos y ceses, no ha contestado sobre estas cuestiones. 

La respuesta del Gobierno autonómico es la misma que ya se dio la semana pasada: "En Mesa Sectorial se ha trasladado a los representantes sindicales que los contratos realizados son de refuerzo para la gestión de la presión asistencial por la covid-19, y que se renovarán en función de la presión asistencial que tengan los centros y de la situación epidemiológica del momento. Inicialmente la mayoría de estos contratos se hicieron hasta mayo y junio y en el momento de su fecha de finalización se analizará la situación existente". Además, añaden que no hay "ningún tipo de restricción para la contratación de personal", aunque no indican nada sobre los ceses. 

Pero la Comunidad ha comenzado a prescindir de personal antes de la fecha de finalización en la que indican que se analizaría la situación. Esto, además, pese a que los trabajadores extra tampoco son tantos si se tiene en cuenta que el último dato de contrataciones apunta a las 10.000 y la última cifra de Madrid de sanitarios infectados es de 7.488.

Además, el hospital de La Paz ha sido uno de los que más enfermos de coronavirus ha acogido y es, también, uno de los hospitales que tiene más necesidad de personal e infraestructuras desde hace años. Hace casi un año, en mayo de 2019, convocaron una huelga tras años pidiendo un refuerzo del servicio. "En urgencias de La Paz nunca sobra personal precisamente", recuerda una de las enfermeras que continúa trabajando y que, de momento, termina en mayo. Reconoce que las Urgencias están menos saturadas, pero apunta que sigue llegando gente que no se sabe a ciencia cierta si tratar como infectados o no. La posibilidad de un repunte también está ahí.

"Sabía que iba a terminar, pero no dan ninguna información y no puedo programar otros contratos porque no sé cuando termino aquí"

Otras situaciones son distintas, pero también dejan en el aire el futuro de trabajadoras que han estado en primera línea. "Empecé el día 20 de marzo cubriendo una baja de una sanitaria infectada (en el contrato le indican que está cubriendo una baja por accidente profesional, se enteró en el hospital de que la sanitaria que sustituye tenía coronavirus). Empecé aquí porque quería aportar mi granito de arena, no me incorporé por el hecho de tener un trabajo. Más bien de querer hacer algo aún sabiendo que la situación iba a terminar, pero no te dan ninguna información y no puedo programar otros contratos con otros centros u hospitales porque no sé cuando termino", indica otra sanitaria a este medio. 

La falta de personal es un déficit estructural de la sanidad que ya ha quedado demostrado en otras ocasiones. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictaminó ya en 2016 que el encadenamiento de contratos interinos generalizado vulnera la directiva comunitaria que prohíbe el abuso de la temporalidad. La sentencia respondía a las cuestiones prejudiciales presentadas por dos juzgados de Madrid.

Ahora esto se debería tener en cuenta más que nunca. El medio especializado Redacción Médica preguntó a varios profesionales y representantes de lecciones por las lecciones aprendidas de la emergencia. Las respuestas iban en una dirección: la prevención y la dotación de recursos es fundamental.

Los sindicatos reclaman que los contratos se renueven

La reclamación de mantener el personal sanitario extra también es una reclamación constante de los sindicatos. "En estos días en que los ingresos por coronavirus disminuyen, las medidas que ha tomado Isabel Díaz Ayuso son, entre otras, anunciar el despido del personal contratado para responder a la crisis. Una pérdida de recursos movilizados. Nosotros proponemos una reconstrucción de la Sanidad Pública, empezando porque los estudiantes y el personal residente termine su formación y sean contratados inmediatamente y que el resto del personal contratado continúe haciendo su labor", indican desde el Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS).

"Si eliminamos los profesionales que están trabajando, la probabilidad de un repunte crece "

"Las renovaciones son fundamentales porque se está trabajando desde el 11 de marzo sin descanso. Los trabajadores tienen que descansar porque no han librado en este tiempo y, además, ahora que recuperar la actividad ordinaria. Por esto reclamamos que, además de renovar contratos, contraten a los trabajadores que ya no han sido renovados", ha indicado Mariano Martín-Maestro, responsable de Acción Sindical CCOO Sanidad Madrid. 

Mientras que UGT Madrid ha publicado este lunes un comunicado en el que recuerdan que estamos "en una situación de alarma donde la 'normalidad' tiene unas características no habituales" y piden que se mantenga el personal contratado hasta final de año. "Si eliminamos los profesionales que están trabajando para hacer realidad la contención, la probabilidad de un repunte crece exponencialmente", señalan. 

Más noticias