Público
Público

Cooperación Internacional España es el país que más recorta su ayuda al desarrollo desde el inicio de la crisis

El informe La realidad de la Ayuda de Oxfam Intermón alerta de que en los niveles actuales la cooperación española está cercana a la irrelevancia, en un momento de grandes crisis humanitarias y pide una refundación. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Ayuda Oficial al Desarrollo de España /Oxfam Intermón

"Camino a la irrelevancia". Así define Oxfam Intermón el rumbo de la política de cooperación española en su último informe La Realidad de la Ayuda, publicado hoy, y que recoge los datos de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de 2015 de nuestro país y del resto de países donantes.

El desplome de esta política pública, que ha sido constante desde el inicio de la crisis económica, ha convertido a España en el donante de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que más ha visto caer su esfuerzo en ayuda al desarrollo desde 2008. El informe resalta que, a pesar de la crisis, otros países europeos mucho más afectados, como Grecia o Portugal, no rebajaron sus niveles de solidaridad internacional.

Y es que con una nueva caída de casi el 11% en 2015, con respecto al año anterior, España suma ya seis años consecutivos de descenso. Si en 2009 nuestro país ocupaba el puesto número 11 entre los países donantes del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE, en 2015 nos situamos en el puesto 26 de un total de 28, sólo ligeramente por encima de Eslovaquia y Polonia. 

España destinó a la ayuda al desarrollo en 2015 tan sólo 1.261 millones de euros (apenas un 0,12% de la Renta Nacional Bruta), una tercer parte de lo que era en 2008 (4.762 euros o un 0,46% del la RNB), situándola en niveles similares a los de los años 90. Desde el inicio de la crisis esta política pública acumula una caída del 73,5%.

Si bien el Gobierno ha achacado estos descensos a los efectos de la crisis económica, Oxfam Intermón recuerda que el compromiso del ejecutivo era hacerla crecer en cuanto la economía de nuestro país comenzara a mejorar. "Tras dos años consecutivos de crecimiento económico, el Gobierno español incumple sus promesas y un año más los recursos vuelven a caer. Como resultado, la ayuda española apenas alcanza a pagar las contribuciones obligatorias a la UE y de los organismos multilaterales (como Naciones Unidas o el Banco Mundial), mientras la entidad creada para cumplir con el objetivo de esta políticas (la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo -AECID-) gestiona poco más del 20% del total", afirma Oxfam.

"Ninguna política pública puede resistir una reducción de más del 73% de sus recursos y mantener una mínima estabilidad, relevancia y proyección", afirma el informe.

Más emergencias, menos dinero

A nivel global, los recursos de AOD de los países donantes de la OCDE aumentaron en 2015 en un 6,6% hasta alcanzar los 146,5 mil millones de dólares. Sin embargo, tal como denuncia la ONG, la mayor parte e esta subida se explica por el aumento de los gastos imputables a los costes de acogida de refugiados. Por ello Oxfam Intermón advierte de que se trata de un incremento "artificial", puesto que no se invierte en países terceros, sino dentro de las propias fronteras de los países donantes. 

Por lo que respecta a España, el coste de acoger a los refugiados apenas supuso un 2,3% de la AOD, un dato inferior al de otros países debido a la falta de cumplimiento de los compromisos adquiridos para la acogida de refugiados. De los 17.387 que se comprometió, apenas acogió a 1.167, lo que supone sólo un 6,7% del total.

Andalucía, la más solidaria

Contrariamente a lo que pasa a nivel estatal, la Ayuda Oficial al Desarrollo descentralizada (aquella que depende de Comunidades, Ayuntamientos y entes locales) se incrementó durante 2015, revirtiendo la tendencia a la baja de los últimos años. Según el informe, el cambio de signo de algunos gobiernos locales más sensibles a la necesidad de contribuir a reducir la pobreza y la desigualdad, está en la explicación de este cambio de tendencia. 
Las Comunidades Autónomas aumentaron su ayuda al desarrolla neta en 20 millones de euros en 2015 (después de haberla reducido en un 43% entre 2011 y 2014) y más de la mitad de este esfuerzo lo realizó el Gobierno andaluz, que recupera el primer puesto en el escalafón de donantes autonómicos.

Euskadi, cuya AOD se redujo en un 10% pierde el liderazgo y los importantes incrementos en Catalunya, Baleares y Extremadura, contrastan con el estancamiento de Valencia y Castilla La Mancha. La Comunidad de Madrid registra una ayuda al desarrollo neta negativa (es decir, los reembolsos han sido superiores a los desembolsos). Oxfam Intermón recuerda que la cooperación descentralizada es clave en la financiación de áreas como la ayuda humanitaria o la educación al desarrollo y el fortalecimiento de la sociedad civil. 

España: ni más ayuda ni planes de implementación

En septiembre de 2015, el Gobierno español, junto a otros 193 líderes internacionales, se comprometió a adoptar la nueva agenda 2030 de los Objetivos de Desarorlo Sostenible (ODS), que suponen una ambiciosa agenda para eliminar la pobreza extrema en 2030 y enfrentar desafíos clave en torno a la desigualdad, el hambre y el cambio climático, entre otros.

Una de diferencia entre estas metas y los Objetivos de de Desarrollo del Milenio, que expiraron en 2015, es que los países no sólo se comprometen a alcanzar las metas en los países en desarrollo, sino que los propios donantes deben elaborar planes y aplicarlos dentro de sus propias fronteras. 

El informe de Oxfam Intermón resalta que más de año después de adoptada esta nueva agenda, sólo un destacado grupo de países han puesto sobre la mesa políticas, presupuestos y mecanismos de control. España no se cuenta entre ellos y denuncia que "la excepcional situación política que se ha vivido en nuestro país dese las elecciones de diciembre de 2015 se está usando como excusa para justificar la falta de acción, pero que éste no es un argumento sostenible. "Las verdaderas razones las encontramos en la falta de voluntad política y en una mala comprensión del principio de universalidad", afirma.

La ONG resalta que, si bien la mayoría de los partidos políticos del nuevo y más diverso ámbito parlamentario han avanzado en construir un consenso para recuperar la política de cooperación para el desarrollo, aprobando siete Proposiciones No de Ley (PNL), el Partido Popular se ha desmarcado sistemáticamente de ellas.

Necesidad de refundación.

Oxfam Intermón hace un llamamiento urgente a refundar la política de Cooperación Internacional de nuestro país, lo que necesariamente pasa por dotarla de fondos, pero además debe adaptar su marco institucional a los nuevos retos del desarrollo. Para la ONG esta redefinición debe estar guiada por la justicia social, los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental. También se debe especializar en áreas donde España tenga un fuerte valor añadido (como las de políticas de migración y asilo garantizando que la ayuda no tiene como objetivo el freno a la migración, sino para aliviar la pobreza de los más vulnerables) y luchar contra la pobreza y la desigualdad, tanto dentro como fuera de sus fronteras, entre otras medidas.

Más noticias en Política y Sociedad