Público
Público

COP25 Greta Thunberg: "Hay esperanza, pero no viene de los gobiernos y las empresas, sino de la población"

La activista sueca ha vuelto a pronunciarse frente a los líderes mundiales como ya hizo en la Cumbre del Clima de 2018 en Katowice.

Greta Thunberg en su discurso en la Cumbre del Clima./ REUTERS

alejandro tena

Grta Thunber ha vuelto a pronunciarse en la Cumbre del Clima frente a los dirigentes mundiales, tal y como hizo en la COP 24 de Katowice. "Hay esperanza, yo la he visto, pero no viene de los gobiernos y las empresas, sino de la población", ha dicho la joven activista, que ha señalado a los países "ricos" como principales responsables de la crisis climática. 

Thunberg ha participado en un panel de alto nivel junto a otros defensores del medio ambiente y representantes científicos. El año pasado en la Cumbre del Clima de Polonia, la joven sueca entró en escena con un famosos discurso cargado de emociones. "¿Cómo se atreven?", espetaba a los políticos presentes. Sin embargo, hoy ha renunciado a los discursos "persuasivos" para remitirse a los informes de la ciencia y reclamar acciones concretas que frenen el calentamiento del planeta.

"Es la opinión pública la que lidera el mundo libre"

"No hay un sentimiento de emergencia entre nuestros líderes, porque si lo hubiera habría un cambio en su conducta", ha dicho para señalar directamente a la población del mundo como el principal motor de cambio: "Es la opinión pública la que lidera el mundo libre. Todo cambio ha venido de las personas de la población. No tenemos que esperar tenemos que empezar el cambio ahora mismo, nosotros, los pueblos".

Tal y como ya hizo días atrás, la activista ha querido poner el foco en las desigualdades climáticas, ya que son los países más empobrecidos los que menos contribuyen a la crisis y los que más sufren sus consecuencias. En ese sentido, Thunberg ha instado a los "países ricos" a "hacer su parte" y convertirse en "los primeros en llegar a las cero emisiones".

El discurso también ha sido duro contra el espíritu de la Cumbre del Clima que, a su juicio, se "ha convertido en una especie de oportunidad para que los países negocien lagunas y eviten aumentar sus ambiciones climáticas". "Los Estados están encontrando formas muy inteligentes para eludir los compromisos de reducción de emisiones. Tenemos que mantener el carbono en el suelo. No podemos citarnos en fechas lejanas para actuar", ha añadido.

"No se trata sólo de reducir las emisiones de gases, el mayor peligro viene de la inacción de los políticos y los directivos, que dicen que actuarán actuarán, pero no hacen nada", ha expuesto para terminar dirigiéndose a los dirigentes mundiales: "¿Cómo pueden reaccionar a esta situación de emergencia sin sentir pánico?".

Más noticias de Política y Sociedad