Público
Público

Corea del Norte Policía y CNI investigan un incendio que podría tener relación con el robo en la embajada norcoreana

Los asaltantes estuvieron el viernes durante cuatro horas en la delegación diplomática y maniataron a los trabajadores. Los agentes investigan si también fueron ellos los responsables del fuego que se produjo el 2 de febrero en esa misma zona. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Embajada de Corea del Norte Madrid. Google Maps

Agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y miembros de la Policía Nacional investigan si el asalto con robo a la embajada de Corea del Norte en Madrid que tuvo lugar el viernes pasado —en el que los asaltantes permanecieron en la embajada alrededor de cuatro horas y maniataron a los trabajadores— podría tener relación con el incendio que se produjo el 2 de febrero en el repetidor telefónico y transformador de Iberdrola que mantuvo a los empleados de la delegación diplomática retenidos durante horas, según ha avanzado El confidencial

Representantes de ambos cuerpos policiales interrogaron a los vecinos del barrio madrileño de Aravaca, que estuvieron al menos durante una hora sin servicio, pero no llegaron a ninguna conclusión. Los Bomberos y la Policía Municipal de Madrid también intervinieron en este suceso del que concluyeron que lo que ocurrió fue un "incendio de pastos", posiblemente porque el transformador eléctrico y la antena se encuentran justo en el descampado que hay junto a la embajada norcoreana, rodeados de malas hierbas. 

Una mujer norcoreana escapó y dio la voz de alarma

El polémico episodio comenzó la tarde del viernes, cuando una mujer de nacionalidad norcoreana saltó por la venta de la embajada y logró escapar a la calle, donde se puso a gritar en su idioma. Los vecinos alertaron a la Policía, que se trasladó hasta la calle Darío Aparicio y se llevaron a la mujer para poder escuchar su testimonio junto a un intérprete. 

Una vez que los agentes fueron informados sobre lo que sucedía, enviaron un coche patrulla a la embajada y uno de ellos llamó al timbre. Un hombre con un pin de Kim Jong-un en la solapa abrió la puerta y comunicó que no pasaba nada y que estaba "todo normal". Aun así, la Policía se quedó por la zona para vigilar, y minutos después una persona trató de saltar el muro de la embajada al mismo tiempo que la puerta se abría y huían dos vehículos. En ese momento los agentes se abalanzaron contra el ciudadano.

La Policía Nacional encontró los coches en los que huyeron los asaltantes. Ambos vehículos fueron abandonados poco tiempo después de que se produjera el robo, en un área muy cercana a la embajada. Desde entonces la Policía Científica está analizando los vehículos en busca de alguna pista que ayude a esclarecer los acontecimientos y ayude a identificar a los responsables. El CNI y la Policía tratan de comprobar si ambos sucesos están relacionados. Por el momento, todo parece indicar que lo sucedido nada tiene que ver con la delincuencia común.

Más noticias en Política y Sociedad